Visitante numero: 479
Total Website Visits: 3348958

Visitan desaladora en Caldera para replicar en la región de Coquimbo

La idea es crear una desaladora estatal para la región de Coquimbo, asegurando el consumo humano y para otras actividades productivas.

En Chile actualmente hay 24 Plantas Desaladoras funcionando y una de ellas es la que está ubicada en la comuna de Caldera, en la región de Atacama. Allí fueron autoridades de la región de Coquimbo, entre ellas la diputada Carolina Tello, a conocer la experiencia de la desaladora “Nueva Atacama”, la primera estatal y que abastece a más de 220 mil personas de las comunas de Caldera, Chañaral, Copiapó y Tierra Amarilla, el 75% de la población de esa región.

“La verdad es que ha sido una visita muy interesante, hemos podido aclarar muchas dudas, sobre todo el impacto medioambiental. Esta empresa tiene un premio internacional por su responsabilidad ecológica, por su bajo impacto en relación al beneficio que produce para consumo humano, es necesario para la vida”, afirmó la diputada Tello.

La legisladora agregó que “por supuesto también sirve para las diferentes actividades económicas y productivas, sustentables lo que queremos robustecer en nuestra región de Coquimbo. Me voy contenta y tranquila, con una buena impresión, con un trabajo serio, responsable y comprometido con la sociedad”.

El senador Daniel Núñez quien estuvo presente también en el lugar, indicó que “Es una Planta esencial para asegurar un derecho humano, el acceso al agua y nos parece que una iniciativa de este tipo, es lo que necesitamos para la región de Coquimbo ya que sabemos que en tres, cuatro años más nos podemos quedar sin agua para consumo humano. Es una excelente iniciativa y vamos a empujar para que nuestro Gobierno, el Gobierno del Presidente Gabriel Boric, adopte una decisión similar en nuestra región”.

Para esta desaladora, de la empresa Econssa (Empresa Concesionaria de Servicios Sanitarios), se consideró una inversión de US$250 millones. Está emplazada en el sector de Punta Zorro, en Caldera. Desde allí, el agua de mar es desalinizada y enviada por tuberías de unos 39 kilómetros a distintos puntos de abastecimiento de las comunas de Atacama como Caldera, Chañaral, Copiapó y Tierra Amarilla.