Visitante numero: 641
Total Website Visits: 1739615

Radiografia del ecosistema formativo laboral para el sector energético en la región de Coquimbo

En una nueva conmemoración del Aniversario de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Norte Sede Coquimbo, se destacaron los avances que ha tenido la entidad en sus 19 años de existencia, avanzando no solo en infraestructura, sino que también en materia de investigación.

Durante su intervención, el decano de la Facultad, Osvaldo Iribarren Brown, se refirió a los complicados momentos que se vivieron a raíz de la pandemia, resaltando el esfuerzo y compromiso de académicos, estudiantes y personal de apoyo a la educación para enfrentar el difícil escenario.

“En estos tiempos de dificultades sin precedentes, superamos la primera etapa, luego fuimos capaces de encontrar y aplicar los elementos de innovación, que nos han permitido mantener un movimiento académico eficiente. Ahora se inicia una tercera etapa para revisar lo obrado, mejorar lo implementado, optimizar las nuevas estrategias”, indicó la autoridad universitaria.

En este sentido, agregó que “para ello tenemos una fortaleza, nuestros académicos y el personal de apoyo a la academia, quienes han puesto lo mejor de cada uno en trabajo y compromiso. Sin ellos, todo lo hecho no habría sido posible”, recalcó.

Por su parte Vasthi López Palma, Secretaria de Vinculación con el Medio, destacó que estos meses permitieron a la Facultad de Medicina vincularse mucho más con la comunidad, en respuesta a una necesidad concreta y de urgencia. “Tuvimos que rápidamente poner nuestras capacidades al servicio de la comunidad, formular y dictar cursos, capacitar profesionales, realizar talleres, fuimos muy solicitados en los medios de comunicación, en fin, tuvimos que rápidamente ponernos a la altura de esta nueva condición sanitaria”, precisó.

Resaltó que se ha realizado un trabajo encomiable en el diagnóstico y detección del virus, de la mano de tecnología de última generación se ha generado una contribución fundamental a nivel regional. “De igual manera, a través de iniciativas levantadas por nuestros académicos, se ha educado a profesionales de la salud. Nuestros estudiantes tampoco se han quedado atrás y a través de la coordinación de distintos grupos y organizaciones se han enfocado en el desarrollo de diversas charlas y publicaciones informativas. Ha sido un trabajo con compromiso, con excelencia, de puro corazón y muchas veces en completo silencio”, puntualizó.

Reconocimientos

En la actividad además de reconoció a los equipos de trabajo de la FAMED que han estado contribuyendo durante todo este periodo al combate de la pandemia en la Región de Coquimbo, valorando su esfuerzo y aporte a la comunidad en estos tiempos difíciles.

De esta forma, se distinguió el trabajo de Laboratorio CáncerLab, por su destacada labor en la detección y diagnóstico del virus. Ha logrado procesar más de 70 mil muestras, contribuyendo significativamente al diagnóstico y seguimiento de Covid-19 en la Región de Coquimbo, lo que permitió a las autoridades regionales de salud tener un mejor control del manejo de la pandemia. Además, está dentro de los primeros laboratorios que comenzará los análisis para la detección de las nuevas variantes del SARS-CoV-2.

“Para CáncerLab ha sido un gran honor recibir este reconocimiento a la labor desarrollada en el diagnóstico de SARS-CoV-2 en este nuevo aniversario de nuestra joven Facultad. Contar con el respaldo y apoyo de nuestras autoridades y colegas sin duda hace más llevadera esta intensa labor en que nos hemos comprometido, en pos de la salud de la región y de sus habitantes. Esperamos seguir trabajando con ahínco en el diagnóstico de este virus hasta que las condiciones sanitarias de la región así lo requieran”, indicó el jefe del Laboratorio, Doctor Giuliano Bernal.

También se destacó a la Escuela de Autocuidado, que durante estos meses ha realizado 38 Talleres a la comunidad, con un total de 1.519 beneficiarios directos. Además, de apoyar directamente las campañas de Vacunación de diferentes Centros Comunitarios de Salud de la conurbación Coquimbo-La Serena, mediante la disposición de 170 estudiantes voluntarios de las carreras de Medicina, Enfermería y Kinesiología.

“Nosotros llevamos un trabajo desde que partió la pandemia, una vez que inició empezamos a buscar la manera de ver cómo nosotras como enfermeras podíamos contribuir a la comunidad de la mejor manera, obviamente siempre con la intención de contribuir en el autocuidado y la prevención”, señaló Cinthia Abarca, enfermera de la Facultad de Medicina y directora de la Escuela de Autocuidado.

En este sentido, agrega que “nos convertimos en una escuela donde nuestros objetivos principales son democratizar la entrega del autocuidado a través de la educación para la salud”.

También se premió el esfuerzo y dedicación de los estudiantes, quienes a través de IFMSA UCN, se enfocaron en desarrollar diversas charlas y publicaciones informativas con el fin de educar a la población en general y a los futuros médicos y médicas de Chile sobre temáticas relevantes en salud.

“Estamos muy felices, porque ahora seguiremos trabajando en conjunto con la facultad en poder hacer actividades que tengan mayor alcance. Cuando tenemos la oportunidad de hacer intervenciones presenciales la gente se acerca mucho y agradece la iniciativa, porque entienden que es algo voluntario y que nosotros queremos estar ahí, ellos empatizan mucho con que somos estudiantes y aprovechan la oportunidad de aprender sobre su salud”, expresó Antonia Castillo Cárdenas, presidenta de IFMSA UCN.

Francisca Torres, secretaria de IFMSA UCN, también valoró este reconocimiento. “Me parece muy importante, ya que formaliza la relación que tenemos entre IFMSA y la universidad. En realidad, es un trabajo muy bonito, lo hacemos por amor al arte, organizamos nuestras propias cosas y recibir el reconocimiento de la facultad lo hace aún más merecedor para nosotros”, indicó.