Visitante numero: 962
Total Website Visits: 3326465

Policía uniformada se prepara para la temporada estival

La próxima temporada estival ha impuesto no sólo un desafío en materia sanitaria y la reactivación económica, también ha planteado la necesidad de reforzar la seguridad y para ello será fundamental la coordinación entre todos los actores regionales. 

Ese es el énfasis que primó durante la última sesión de análisis estadístico del Sistema Táctico Operativo Policial (STOP), en la que, además de analizar los datos delictuales, se adelantó parte del despliegue de Carabineros durante la temporada estival 2020 – 2021.

Y es que la prevención y el combate delictual requerirán de un fortalecimiento significativo, considerando que las 15 comunas se encuentran en Fase 4 en el contexto de la pandemia, lo que permite mayor circulación a los delincuentes y, con ello, mayor riesgo de aumento de delitos, como ya se ha visto en el robo de vehículos y robo de especies desde vehículos.

Para ello, fue anunciado que se reforzará el despliegue territorial y el contacto directo de Carabineros con los vecinos, a través de una mayor dotación de funcionarios para los servicios de la temporada estival. 

“Cada año las policías implementan planes especiales para reforzar la seguridad de habitantes y visitantes de nuestra región durante el verano. Este año serán 100 los efectivos de Carabineros que llegarán a la región para cumplir estas funciones, en un contexto diferente y marcado por la pandemia y los esfuerzos por mantener las cifras bajas de contagio por COVID-19”, dijo el Intendente Pablo Herman. 

 Por su parte, el Jefe de la IV Zona de Carabineros, General Jorge Tobar, enfatizó que “sabemos que este verano será diferente, por toda la contingencia sanitaria que estamos viviendo. En ese sentido, le pido a la comunidad que esté tranquila, porque como Carabineros reforzaremos nuestra presencia, con cerca de 100 efectivos policiales que llegarán a apoyar nuestra labor de resguardo de la seguridad pública y sanitaria de cada uno de los habitantes de la región, y de los turistas que aquí lleguen. Se trata de carabineros que serán destinados a distintos balnearios de la región, para fiscalizar en distintas materias, a lo largo del borde costero”.

La llegada de estos refuerzos, que busca resguardar la seguridad pública y sanitaria, se darán en dos grupos, a partir del 4 de enero y permanecerán prestando apoyo a las diferentes comunas hasta principios de marzo del próximo año.