Visitante numero: 131
Total Website Visits: 1743655

Orden de desalojo preocupa a trabajadoras del Centro Gastronómico

La municipalidad de Vicuña ordenó el desalojo del lugar donde hace más de 1 década trabajan las cocineras del Centro Gastronómico Mujeres de Elqui. Las trabajadoras muestran preocupación por la solicitud de abandono forzado. “es nuestra fuente laboral”, señaló una de sus dirigentas.

Más de 10 años lleva funcionando el Centro Gastronómico Mujeres de Elqui, sin embargo, tras una solicitud de desalojo ordenada por la municipalidad de Vicuña, las trabajadoras del lugar deben abandonar prontamente el recinto. Años de esfuerzo y soberanía económica que puede ser interrumpida tras la orden comunal.

Las gestiones, según señalan desde la dirigencia, no han llegado a buen puerto. Presentaron un recurso de protección, pero éste fue rechazado, incluso una nueva apelación no consiguió revertir la decisión de desalojar el terreno.

La presidenta de la Agrupación Gastronómica de Mujeres de Elqui, María Villalobos señaló que “no nos pueden dejar fuera tan fácilmente. Fuimos las impulsoras de este proyecto”. La vocera recuerda que la edificación hoy presente en el lugar fue producto de fondos obtenidos por el gobierno que ellas mismas gestionaron hace más de una década.

“Le pedimos al alcalde que pueda ver la posibilidad que nos deje acá. Es nuestra fuente laboral”, comentó.

María Ogalde, locataria perteneciente a la agrupación, destaca la estabilidad laboral que le ha entregado la cocinería, junto con mostrar preocupación por la situación económica del país: el alza del costo de la vida producto de la inflación. 

“Es difícil buscar un trabajo y llevar el sustento a la casa en estas circunstancias”, remarcó.

“No nos hemos hecho ricas, pero nos ha ayudado para darle educación a nuestros hijos. Como mujeres nos hemos empoderado, nos ha dado mayor confianza de poder lograr objetivos. Esto nos ayuda a estar fuertes, a tener capacidades”, concluye.

En tanto, desde la gestión parlamentaria, la diputada Nathalie Castillo se reunió con la agrupación para colaborar en la resolución del conflicto. La congresista relevó la necesidad de fomentar estos espacios, además de que, ante un posible abandono, “la autonomía económica” de las mujeres se ve gravemente afectada.

Son 7 mujeres que no quieren abandonar sus cocinerías. Desconocen el proyecto que quiere ejecutarse en ese lugar y si están consideradas en los nuevos planes. Por lo pronto, desde la municipalidad ya les notificaron que hace una semana debieron haber abandonado el lugar.