Visitante numero: 178
Total Website Visits: 3421221

Mujeres privadas de libertad es capacitan en corte y confección

Este curso fue posible a través del programa “Transferencias al Sector Público”, alianza entre el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, Sence, y Gendarmería de Chile, el que permite entregar opciones de inserción laboral a través de la capacitación.

Quince mujeres que cumplen condena en el Complejo Penitenciario de La Serena se capacitaron durante 150 horas en “Corte y confección”, donde adquirieron las competencias para confeccionar distintos productos textiles, así como también a calcular los costos y precios de ventas. Para las participantes, tener esta oportunidad fue muy significativa, ya que el curso, además, les aportó una máquina de coser.

“Fue un paso más para nosotras, para que vean que queremos superarnos, que queremos insertarnos en la sociedad, que no nos vean como delincuentes siempre, y queremos salir adelante, que nos tomen en cuenta (…) esto nos ayuda, nos están dejando una herramienta para poder solventarnos aquí en la cárcel, porque aprendimos a costurar y vamos a poder hacer unos trabajos y sacarlos a la venta para comprarnos nuestras cosas”, comentó una de las internas beneficiadas.

Para la diputada Carolina Tello, quien asistió a la entrega de diplomas y herramientas en una emotiva ceremonia, este tipo de acciones son “una de las cosas que se necesitan hoy día para poder avanzar en inclusión social para que las personas que se encuentren hoy día aquí, las mujeres que están aquí, el día que egresen puedan tener herramientas para poder enfrentar de una manera distinta la vida en libertad. Me parece que el hecho de que se les entregue una máquina de coser a cada una es realmente fantástico”.

Esto también fue destacado por el seremi de Justicia y Derechos Humanos, Rubén García, quien señaló que “agradecemos los cursos que realiza Sence en el sentido de poder aportar con capacitaciones de corte y confección en esta oportunidad y también con material, con recursos físicos como son las máquinas de coser, que les va a permitir a ellas generar ingresos dentro de la cárcel. Eso es un trabajo que queremos continuar, desde la seremi de Justicia hemos hecho un trabajo para que existan posibilidades laborales”.

En esa línea, Eduardo Toro, director regional (S) de Sence, manifestó que “es muy gratificante para nosotros que estos programas de capacitación ayuden a mejorar, aunque sea un poco la vida de las personas. En este caso, apoyando a mujeres privadas de libertad, quienes desean tener oportunidades reales de reinserción laboral, ya sea mientras cumplen condena o una vez que estén en libertad. Esperamos poder brindar nuevamente capacitación a través de Gendarmería, y seguir entregando formación para que ellas tengan una herramienta real para trabajar”.

Las participantes, apoyadas por la Capellanía Católica del complejo penitenciario tienen programado hacer trabajos de costura y confección al interior del penal, para luego ser vendidos por sus familiares y así obtener ingresos para destinar a sus hijos, así como también para ellas.

Cabe destacar que esta capacitación fue posible a través del programa Transferencias al Sector Público que llevan a cabo Sence y Gendarmería, con una inversión de alrededor de ocho millones de pesos.