La historia lo pone en relieve: Coquimbo fuel Primer Puerto del Cono Sur

La revisión de diversos documentos de le época de la Conquista Española permitió comprobar la hipótesis del historiador Pablo Lacoste. La información fue entregada durante un webinar organizado junto a la CRDP.

El historiador Pablo Lacoste, del Centro de Estudios Avanzados de la Usach, concluyó que Coquimbo fue el primer puerto de Chile y del Cono Sur en operar desde la época de la Conquista española; y que en ese desarrollo la ciudad de La Serena tuvo un papel fundamental.

El profesional estudió crónicas y documentación del siglo XVI y XVII para concluir que “La Serena permitió a Coquimbo convertirse en el primer puerto del Cono Sur de América (…) aseguró a Coquimbo los hombres y materiales para atender las embarcaciones que emprendían viajes desde Perú”.

Esta hipótesis fue presentada durante el webinar “El Futuro del Enoturismo”, que es parte del ciclo de talleres “Los Viajes de la Vid y el Vino”, organizado por Tembeta, una empresa turística que está trabajando junto a diversas organizaciones de la Región de Coquimbo y Argentina -entre ellas la Corporación Regional de Desarrollo Productivo (CRDP)- en el desarrollo de la ruta del vino más larga del mundo. Este producto enoturístico pretende enseñar por más de 1.300 kms el patrimonio y la industria vitivinícola de la Región de Coquimbo y las provincias argentinas de San Juan, La Rioja, Catamarca y Santiago del Estero.

De acuerdo a Lacoste, tanto la fundación de La Serena y luego de un puerto en Coquimbo permitieron que por allí ingresara a Chile “la naturaleza, plantas y animales europeos, y la cultura, los saberes y arquitectura. Allí se instalaron y adaptaron, propagándose hacia todo el territorio”.

En aquella época, los navegantes enfrentaban un viaje desde Perú a Coquimbo que podía tomar varios meses, incluso más de un año, debido a las corrientes y vientos. Ello hacía necesario tener un punto donde los conquistadores pudieran descansar y reabastecerse de diversos suministros.

Dan cuenta de ello diversos documentos de cronistas y autoridades españolas, como Pedro de Valdivia, Jerónimo de Vivar, Alonso de Ercilla, Alonso Góngora Marmolejo, Pedro Mariño de Lobera, Reginaldo de Lizarraga, entre otros.

Turismo gastronómico

La idea de la ruta del vino más larga del mundo busca poner en valor lo orígenes de la viticultura en Chile y Argentina.

Por ello, la sommelier y bloguera chilena, Josefa Balanda, expuso su experiencia recorriendo Europa, donde existe un amplio desarrollo del turismo gastronómico. “Un viajero gastronómico gourmandista busca visitar mercados, conocer el terroir, probar productos locales, conocer productores, participar en eventos, rutas del vino, fiestas enogastronómicas, conocer paisajes rurales, experiencias auténticas de la cultura de un lugar”, comentó la profesional durante su participación en el webinar.

De acuerdo a Balanda, “no tenemos nada que envidiar al Viejo Mundo, pero sí mucho que aprender. Porque en turismo gastronómico hay una cultura y diversos elementos para potenciarlo. Las rutas del vino, por ejemplo, fiestas de la vendimia y del vino en general, que ocurren en Francia. También los festivales gastronómicos que se dan mucho y degustaciones de productos locales en todo el canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafés”.

Los próximos webinars se realizarán durante abril y mayo, con la presencia de actores enoturísticos tanto de Argentina como Chile, para exponer algunos de los atractivos de sus recursos y territorios. Más información en contacto@tembeta.cl