Visitante numero: 197
Total Website Visits: 1752959

Jóvenes profesionales recibieron beneficio que les permitirá pagar parte de su deuda universitaria

Se trata de funcionarios públicos de comunas menos desarrolladas de la región que obtuvieron recursos gracias al concurso de la Ley 20.330.

La Ley N° 20.330 fomenta que profesionales y técnicos jóvenes, que presten servicios en las comunas con menores niveles de desarrollo del país puedan acceder al pago de un beneficio anual.

Este año los profesionales que se desempeñan en las comunas de Andacollo, Canela, Combarbalá, Illapel, La Higuera, Los Vilos, Monte Patria, Paihuano, Punitaqui, Rio Hurtado, Salamanca y Vicuña pudieron postular a este beneficio.

Tal como destacó el Seremi de Gobierno, Ignacio Pinto, este aporte propicia la descentralización dentro de la región. “Cuando hablamos de descentralización debemos partir por mejorar los servicios que se ofrecen en municipios de comunas apartadas y este beneficio apunta a eso, a que profesionales de calidad tengan un incentivo para poder trabajar en los sectores rurales que no son precisamente las comunas grandes. Cuando apuntamos a descentralizar debemos hacerlo dentro de la propia región y este beneficio mejora las condiciones en esos municipios para sus usuarios”, acotó el Seremi de Gobierno.

Mediante el beneficio de la ley 20.330, se entrega un beneficio anual o un beneficio adicional, llamado así cuando el profesional obtiene el aporte por tercera vez consecutiva.

En este sentido, el Seremi de Educación, Claudio Oyarzún, sostuvo que “esta entrega es un hito especial, donde podemos como Gobierno aportar a estos jóvenes profesionales que se desempeñan en comunas más vulnerables y el beneficio viene a aportar en el pago que están realizando de su crédito universitario que impacta positivamente desde el punto de vista económico, son profesionales que si bien tienen una remuneración también es cierto que tienen una deuda y el Gobierno realiza este aporte. Las comunas apartadas requieren de jóvenes profesionales”.

Los beneficiarios.

Son diversas las historias de los profesionales que se desempeñan en las comunas apartadas de la capital regional y que con esfuerzo familiar y personal obtuvieron sus títulos profesionales.

Alicia Muñiz, joven salamanquina y terapeuta ocupacional que se desempeña en Illapel explicó que con el apoyo de un compañero de trabajo pudo postular. “Es primera vez que obtengo el beneficio, había postulado, pero me faltaron documentos y este año un compañero de trabajo fue quien trajo a La Serena los documentos de nosotros y yo salí beneficiada”.

En tanto, Claudio Zambra, hijo de mamá soltera que trabaja en la escuela San Andrés de Chungungo en La Higuera, valoró haber sido beneficiado porque “el apoyo de mi madre fue lo que me incentivó a estudiar, trabajé un año y luego saqué mi magister. Agradezco a Dios este beneficio que ayuda a quienes nos esforzamos para estudiar”.

Por su parte, Leonardo Navarro, cirujano dentista, que se desempeña en Los Vilos, agradeció el aporte. “Estudié odontología en la Universidad de Valparaíso, una de las carreras más caras en Chile y si bien una parte la pagaba mi familia, otra parte la cubrí con el crédito solidario y aun así quedé con una deuda que debo pagar todos los años. Este beneficio me sirve mucho porque se alivia mi economía porque además de trabajar sigo estudiando un magister. Esto es una beca que no debo devolver y puedo pagar casi un año de la deuda”, señaló.

En total, fueron 63 los profesionales que postularon al beneficio que entrega el Ministerio del Interior a través de la Delegación Presidencial Regional.