Visitante numero: 78
Total Website Visits: 1739505

Expertos en materia hídrica avanzan en programa piloto de recarga de acuíferos en Pan de Azúcar

El proyecto piloto “GIRAgua”, de Recarga artificial en acuíferos de Elqui, nace bajo la necesidad de disminuir la brecha hídrica regional, asegurando el recurso hídrico para la población y sus usos, bajo un desarrollo económico sustentable, gestionando así su cantidad y calidad.

La crisis hídrica que afronta la región, ha obligado a buscar diversas soluciones a nivel mundial que contribuyan a palear esta situación. Es por esto, que, tras la firma de un convenio entre Chile y Países Bajos, se inició el Proyecto GIRAgua, el que ha implicado trabajar en las áreas de Gestión Integrada de Recursos Hídricos (GIRH) y Gestión Integrada en Áreas Litorales (GIAL). Este proyecto es financiado por el Gobierno regional de Coquimbo y el Gobierno de los Países Bajos, con el fin realizar recargas de los acuíferos de Elqui Bajo y Pan de Azúcar.

En su primera fase, el proyecto contempló el diseño de un sistema piloto de recarga artificial para el acuífero de Pan de Azúcar y Elqui Bajo. Este trabajo se realizó entre los años 2020 y 2021.

Actualmente el proyecto se encuentra en su segunda fase, que contempla una duración de 24 meses. Durante este período se realizará una puesta en marcha del piloto de recarga en Pan de Azúcar, donde se evaluará la efectividad del piloto mediante pruebas de campo (cantidad infiltración, calidad agua, dinámica del acuífero). Además, se diseñará el sistema de recarga a escala sectorial del acuífero de Pan de Azúcar y se difundirán los resultados.

El rol del Gobierno Regional en este proyecto hídrico

El actual Gobierno Regional, a través de su División de Planificación y Desarrollo Regional, debió evaluar los aspectos técnicos de este proyecto, el que fue postulado a un Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR). Tras la revisión del trabajo técnico y científico que se ha desarrollado, el proyecto obtuvo el financiamiento para su segunda fase que se desarrollará entre los años 2022-2023.

Al respecto, Alejandra Casanova, Jefa de la División de Planificación y Desarrollo Regional del Gobierno Regional de Coquimbo, señaló que “este proyecto presenta muy buenas condiciones técnicas y representa una necesidad importante para poder contar con el recurso hídrico, principalmente para el sector de Pan de Azúcar y los sectores que abastece el acuífero del sector. Esperamos que este proyecto piloto pueda ser replicado en otros sectores y que a la vez se generes otros proyectos similares”.

Expertos locales en materia hídrica regional fueron los líderes del proyecto

Si bien el proyecto nace tras la interacción de información y estudios técnicos con equipos holandeses, quienes han liderado la investigación e implementación de la primera fase, han sido los expertos regionales de la Universidad Católica del Norte, INIA Intihuasi y CEAZA, patrocinados por la Corporación Regional de Desarrollo Productivo, la DGA, Mesa Elqui Bajo, Olivos del Sur, APR Pan de Azúcar, Agrícola Palos Negros, y Agrícola Los Colonos.

Ernesto Cortés, Académico de la Escuela de Prevención de Riesgo y Medio ambiente de la UCN, indicó que “este proyecto se postuló como un diseño de una potencial solución para enfrentar la sequía, aprovechando aquellos momentos donde hay disponibilidad de agua, o bien, utilizando fuentes de agua alternativa, como podría ser recuperar aguas usadas para envasarlas. Y la característica principal de este proyecto, es que no se necesita construir embalse, ya que la idea es utilizar la capacidad de almacenamiento subterránea que hay en los acuíferos”.

El primer pozo instalado para la recarga está ubicado en Pan de Azúcar, precisamente en dependencias del INIA Intihuasi, quienes también son ejecutores del proyecto. Francisco Meza, Ingeniero Agrónomo e Investigador de Recursos Hídricos del INIA Intihuasi, señaló que “Nosotros hicimos un diseño para investigar cuan factible es recargar el acuífero de manera artificial y con qué metodología. Ese diseño ya se hizo y actualmente, implementaremos con la tecnología que tenemos a disposición para hacer la medición de los impactos que significa hacer llegar agua a un embalse subterráneo de manera artificial, el que debemos tener a disposición para los períodos críticos, ya sea en verano o cuando tengamos poca agua superficial”.

Futuros beneficiarios ven con optimismo la implementación del proyecto

El objetivo de este proyecto, es que a futuro se beneficie a 410.000 habitantes con servicio de agua potable en la conurbación La Serena-Coquimbo, a 23.000 habitantes que poseen Agua Potable Rural (APR), a agricultores, al rubro minero, al turismo, al sector educacional, y toda actividad que requiere agua

Jaime Castillo, Dirigente de APR Pan de Azúcar, indicó que “cuando conocimos este proyecto piloto, nos dimos cuenta que era algo totalmente novedoso para la escasez hídrica que existe y, sobre todo, lo importante que es para recuperar el acuífero del sector. Este proyecto nos da cierta seguridad de que la poca agua que tenemos, será recuperada y será mejor manejada. Mediante esta recuperación del acuífero, nos permite tener medianamente segura el agua potable para Pan de Azúcar, Andacollo y el sector costero de Coquimbo”.

Actualmente, existen 8 Comités APR, que son abastecidos desde el acuífero Pan de Azúcar, el que también alimenta a Andacollo, Tongoy y Guanaqueros. Más de 25.000 habitantes requieren de este acuífero, al igual que las más de 6.000 hectáreas de agricultura.

El proyecto “GIRAgua” continúa con los trabajos investigativos de su segunda la que debería estar lista en el año 2023.