Visitante numero: 312
Total Website Visits: 1863068

Contaminación Lumínica protección del cielo para el desarrollo astronómico

Desde todo Chile se podrá participar hasta el 22 de julio de 2021, a través de la plataforma electrónica del Ministerio del Medio Ambiente https://consultasciudadanas.mma.gob.cl/portal. Esta revisión incluye la protección del cielo para el desarrollo astronómico y la conservación de la biodiversidad.

El próximo jueves 22 de julio finalizará la Consulta Pública sobre el Anteproyecto de la Norma Lumínica, elaborado a partir de la revisión del Decreto Supremo N°43 de 2021 del Ministerio del Medio Ambiente, que establece una norma de emisión para la regulación de este tipo de impacto ambiental. Su objetivo es extender el cuidado del firmamento ante la contaminación por luz a todas las regiones del país, buscando proteger los cielos oscuros, la biodiversidad y la salud de las personas.

Este tipo de contaminación es producida por la luminosidad artificial de los sistemas de alumbrado de exteriores, tales como la iluminación de las calles, parques, plazas, industrias, estadios o la publicidad que, por su dirección, intensidad o color, produce impactos ambientales negativos.

Situación en el norte del país

Actualmente la norma lumínica se aplica en las regiones de Antofagasta, Atacama y Coquimbo, donde principalmente se concentra el desarrollo de la astronomía. Sin embargo, en los últimos años se ha revelado que esta contaminación ha aumentado rápidamente, impactando no sólo la observación del cielo, sino también a la biodiversidad.

En ese sentido, la Seremi del Medio Ambiente, Claudia Rivera Rojas explicó que “la contaminación lumínica es un tema ambiental y social, porque genera diversos impactos en la salud de las personas y en la biodiversidad, por ejemplo, alterando nuestros ciclos de sueño. Las aves también se ven afectadas en la forma cómo se alimentan, en su reproducción y en sus procesos migratorios. En este sentido, desde hace 23 años la norma lumínica existe en la Región de Coquimbo y ahora queremos ampliarla a todo el territorio nacional para beneficiar la observación astronómica, y las actividades turísticas; además nos permitirá cuidar el patrimonio natural de los cielos oscuros, protegiendo a las personas, a la fauna y a la ciencia”.

Para Guillermo Blanc, Astrónomo del Observatorio Las Campanas y Presidente de la Fundación Cielos de Chile, la revisión de esta norma es una excelente noticia para seguir desarrollando investigaciones que ayuden a aprender del espacio exterior. “Chile posee uno de los laboratorios naturales más espectaculares del mundo que le permite a toda la humanidad poder estudiar el universo y entender nuestro lugar en él. Por ello, proteger los cielos oscuros del norte de Chile en el Desierto de Atacama es un compromiso que el país tiene con toda la humanidad, para permitir que podamos seguir estudiando el universo desde nuestro país por generaciones”.

Beneficios del recambio de luminarias

La propuesta busca un cumplimiento gradual, a través de los recambios naturales que deberán efectuarse al alumbrado de exteriores al término de su vida útil. Además se contempla que, en aquellas Áreas de Protección Especial por su vinculación con la astronomía o la biodiversidad, se deberá cumplir la norma de manera anticipada, desde la entrada en vigencia para luminarios instaladas desde esa fecha y con un plazo de hasta 5 años para luminarias existentes.

Dentro de los beneficios que tendría la actualización de esta política pública se encuentran:

• Disminuir la contaminación lumínica para el desarrollo de la astronomía y el turismo astronómico, donde cabe recordar que Chile es líder mundial en esta área, ya que dentro de esta década concentrará en su territorio cerca del 70% de la capacidad astronómica mundial.
• La protección de especies que están clasificadas “En Peligro”, “Peligro Crítico” o “Amenazada” según el Reglamento para la Clasificación de Especies Silvestres (RCE) del Ministerio del Medio Ambiente.
• Mejorar la calidad de vida de las personas, al disminuir factores de la iluminación que afectan su salud.
• Mejorar los estándares de eficiencia energética de las luminarias

Según Pedro Sanhueza Pérez, Director de la Oficina de Protección de la Calidad del Cielo del Norte de Chile (OPCC) esta nueva normativa permitirá que Chile sea “probablemente uno de los primeros países del mundo en tener este grado de cobertura en protección del cielo nocturno. Además es muy relevante que, incluyendo las áreas astronómicas, se agreguen ahora las áreas silvestres protegidas del país; lo que es absolutamente necesario, dado que el efecto de la contaminación lumínica, que está demostrado, es muy fuerte y muy dañina, en la fauna, incluso en parte de la flora, especialmente la luz que tiene un componente azul”.

Finalmente, Mario Hamuy Wackenhut, Astrónomo y Vicepresidente y Director del Observatorio AURA en Chile, valoró la actualización en la legislación chilena. “La contaminación lumínica nos impide contemplar el privilegiado cielo nocturno de Chile, el que ha traído a gran parte de la investigación astronómica mundial. El exceso y mal uso del uso artificial, afecta de manera muy concreta, la observación astronómica terrestre, dañando nuestro patrimonio nacional. Pero esto, no es sólo un problema para la astronomía, sino también tiene un impacto muy profundo en la fauna e incluso en el ciclo del sueño de los seres humanos. Te invitamos a participar en el proceso de consulta ciudadana sobre el nuevo anteproyecto, que busca regular la contaminación lumínica a lo largo del país. Necesitamos que seas guardián de nuestros cielos oscuros, recuerda la luz al suelo y no al cielo”.