Una difícil situación sanitaria atraviesa la región de Coquimbo

Según la epidemióloga de la ULS Paola Salas, semanalmente los casos nuevos deberían ser sólo 171 casos (promedio) y sólo un 20% de ellos tener hospitalización y de esa cifra sólo un 3% a 5% debiese estar en camas UCI, sin embargo, los índices actuales están disparados, más de mil casos activos y no hay cómo detenerlos.

“Estamos viviendo una situación francamente dramática en la región de Coquimbo, en estos instantes no tenemos camas UCI disponibles en los Hospitales. Hay que empezar a transportar pacientes a otras regiones que también están saturadas. Los niveles de contagio han subido a cifras muy altas. Frente a esta situación hay que actuar, lamentablemente desde la seremi de salud, de la Intendencia, se han negado a decretar cuarentena para la Conurbación Serena-Coquimbo y de esa forma disminuir los contagios”, afirmó el diputado Núñez.

El Diputado Daniel Nuñez agregó que “hay una actitud de negligencia evidente que pone en riesgo la salud de la población”, por lo que durante esta mañana solicitó decretar cuarentena en forma urgente, tal como lo ha hecho el Colegio Médico en los últimos días.

De hecho, la dura realidad en camas UCI, la situación es más que crítica. Aparecen en el último informe oficial 74 pacientes, número que para la doctora Salas, “nunca habíamos tenido un número tan alto de pacientes en la UCI, lo que más habíamos tenido era de 45 ó 48 durante la cuarentena anterior”.

Mauricio Ugarte, ex pdte regional de la Fenats sostuvo que “nosotros defendimos a los trabajadores por su protección personal, luego insistimos en que había que respetar los protocolos internos de los Hospitales, que no se hacía. Fuimos patrocinantes de un recurso de protección que buscaba impedir los permisos de vacaciones en nuestra región, el día 26 de febrero la Corte aceptó tramitar este recurso que interpusimos. Buscábamos detener el flujo de personas. Hoy cuando la situación ha llegado a niveles insostenibles”.

La epidemióloga Paola Salas añadió que “estos índices son peores que los del invierno pasado. El rebrote ha sido peor. 1.192 casos activos, según los números oficiales, hay que sumarle los probables, en el informe epidemiológico hay más de 1.437 casos activos, un número muy elevado. 911 de ellos son de la Conurbación. Tomando una medida drástica en La Serena y Coquimbo, podemos llegar a controlar esta alza y disminuir la trasmisión del virus, porque lo que necesitamos es aislamiento”.