Se materializó con la entrega de 250.000 mascarillas especialmente elaboradas para niñas y niños que fueron donadas por el Fondo Privado de Emergencia para la Salud.

Una acción solidaria conjunta de distintos actores sociales se materializó con la entrega de 250.000 mascarillas especialmente elaboradas para niñas y niños que fueron donadas por el Fondo Privado de Emergencia para la Salud, impulsado por la CPC y sus ramas, a la Cruz Roja Chilena. Una donación muy particular, ya que la confección de las mascarillas estuvo a cargo de 225 socias de Fondo Esperanza de Arica a Chiloé, quienes trabajaron incansablemente durante semanas. 

Esta donación se suma a la ya realizada por el fondo empresarial SiEmpre por Chile en mayo pasado, oportunidad en que la CPC entregó a la Cruz Roja 1 millón de mascarillas hechas también por socias del Fondo Esperanza, en el marco de la campaña solidaria #TodosConlaCamiseta apoyada desde Europa por los destacados futbolistas Arturo Vidal y Gary Medel. 

El presidente de la CPC, Juan Sutil, destacó “que en momentos en que la crisis económica se ha sumado a la crisis sanitaria y está golpeando fuete a miles de familias chilenas, esta iniciativa cumple el doble propósito de proteger la salud e nuestros niños y niñas, junto con activar emprendimientos locales, gracias al trabajo realizado por las costureras socias de Fondo Esperanza”. 

Opinión que comparte el gerente general de Fondo Esperanza, Mario Pavón, quien señaló que “nos alegra ser el eslabón que permite este encadenamiento productivo, donde emprendedoras que se han visto afectadas en sus negocios, puedan volver a generar ingresos. Y, más aún, si las mascarillas para niños serán donadas a los sectores más vulnerables”.