Proyecto para plantar pelillo en la Herradura

Pescadores de caleta La Herradura, Coquimbo, iniciaron la ejecución de un proyecto para repoblar con alga pelillo un espacio marítimo de 52 hectáreas (área de manejo) que tienen a su cargo en la zona.

Gracias a un aporte de $20 millones financiado por el Indespa -organismo dependiente del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo-, los recolectores están sembrando 50 toneladas de pelillo en el fondo marino.

Mediante la iniciativa, junto con potenciar su actividad, los pescadores contribuirán a la recuperación del recurso y la salvaguarda del medioambiente.

Este proyecto se enmarca en las distintas acciones que está llevando adelante el Gobierno para ir en ayuda del sector pesquero artesanal, cuyo trabajo se ha visto afectado por la pandemia.

Con pelillo –principal fuente de ingresos para los 49 socios y socias (12 mujeres) del Sindicato de Recolectores de Algas de La Herradura y sus familias- se elabora agar-agar, un elemento gelatinoso de usos diversos que emplean las industrias alimenticia, farmacéutica y cosmética, entre otras.

Además de la provisión de las plántulas de pelillo (pequeñas plantas) y su siembra, la iniciativa del Indespa incluye el control del proceso crecimiento del alga y la capacitación de los pescadores.

El director zonal de Subpesca, Juan Carlos Fritis, quien acompañó a los beneficiarios durante el repoblamiento del pelillo, destacó la importancia de este proyecto para los pescadores de la zona.

“La ejecución de estas acciones es muy importante para los pelilleros beneficiados y nos tiene muy contentos. Es importante destacar que los propios pescadores están colaborando en el proceso de siembra del alga y, en unos meses más, se verán enormemente beneficiados con los resultados de la iniciativa. Vemos un gran sacrificio de parte de todos ellos y nosotros, como Subsecretaría, los estamos acompañando en la labor”, recalcó la autoridad.

Fritis agregó que “prácticamente toda la producción de pelillo se exporta y se utiliza en el sector farmacéutico, cosmético y alimenticio para la elaboración de agar-agar”.

En tanto, el presidente del sindicato favorecido, Enrique Arredondo, subrayó el favorable impacto que tendrá el proyecto. “Nosotros, como organización pelillera, vivimos y dependemos del cultivo de pelillo. Este aporte genera un importante beneficio a favor de nuestra organización y familias, y nos da más trabajo. Estamos muy agradecidos por el apoyo que nos están dando”, sostuvo.

Fuente: El Observatodo