Escuela Tomasa Olivares de Coquimbo, a la fecha ha sufrido innumerable robos

Un hecho lamentable está viviendo la comunidad educativa de la escuela Tomasa Olivares de Coquimbo, ya que desde mitad de enero se calcula que cuatro veces han entrado a robar al establecimiento, llevándose todo a su paso, incluyendo las cañerías, fogones, o mesones del recinto.

En una publicación realizada en Facebook, el usuario Claudio Caamaño manifiesta que “ya casi no queda Cocina, no hay cañerías, fogones, mesones, utensilios Se han metido en la mayoría de las oficinas, se robaron los utensilios de deporte que eran para hacer clases, rompieron espejos, muebles de los baños”.

El denunciante señala que se ha pedido guardas privados para resguardar la escuela, pero desde la administración han explicado que se encuentra en proceso de licitación.

El concejal Alejandro Campusano manifestó al Diario La Región que “Estamos ante un verdadero atentado a la educación de nuestro niños y niñas, y estuve presente en la escuela para constatar en terreno esta situación, que es algo muy preocupante, ya que desde el 13 de enero en adelante ha ingresado en unas cuatro oportunidades a sus salas”. 

Los daños, sólo en el robo de implementos deportivos, ascienden a más de un millón de pesos. Por otra parte, los arreglos de la cocina se demorarían unos dos meses, lo que hace muy difícil que los estudiantes puedan recibir alimentación caliente cuando regresen a clases.