Enjoy deberá indemnizar a familia de menor que sufrió accidente en piscina

El Segundo Juzgado de Letras de Coquimbo condenó a la empresa Operaciones Coquimbo Limitada, a pagar una indemnización de perjuicios a menor, sus padres y hermana, por accidente que sufrió la niña en piscina del Hotel La Bahía Enjoy de la ciudad, en marzo de 2014.

En el fallo, el magistrado Ismael Fuentes Navarrete condenó a la demandado a pagar por concepto de daño moral la suma total de $65.000.000 (sesenta y cinco millones de pesos) a la víctima y su familia, más el monto de $8.866.200 (ocho millones ochocientos sesenta y seis mil doscientos pesos) por daño emergente y emergente futuro al padre de la víctima, tras establecer la responsabilidad del hotel por los perjuicios causados.

“(…) la hija menor del demandante sufrió un accidente en el tobogán que decanta en la piscina central del Hotel La Bahía, de Enjoy, de Coquimbo, a raíz de que dicho tobogán tenía un hoyo que no era perceptible a simple vista porque la caída de agua lo impedía y por ende, no se encontraba en estado de ser usado, y como consecuencia de ello, sufrió una herida contusa cortante en el muslo izquierdo con secuelas que persisten”, sostiene el fallo.

“El daño moral se acredita además con la documental y testimonial que dan cuenta de un quiebre en la historia de vida de la familia que sufrió el impacto de sufrir un acontecimiento traumático y doloroso que les hizo temer por la integridad de uno de sus miembros”, añade.

Para el tribunal: “el operar un tobogán cuya función natural es permitir el deslizamiento de las personas de un sitio ubicado en altura hacia la piscina, con fines de esparcimiento, obliga al empresario a revisar periódicamente el estado de dicha instalación y realizar las reparaciones que correspondan, advirtiendo claramente al público sobre la existencia de defectos que impidan su uso si éste no resulta apto para aquello, exigencia que no puede ser trasladada a la víctima como lo pretende la demandada, más aún cuando las advertencias efectuadas a los usuarios, solo aluden al piso resbaladizo, cuestión que tratándose de un tobogán cuyo uso natural es el deslizamiento de los bañistas, parece de suyo inconducente”.