Delicada situación es la que vive la empresa Enjoy, concesionaria de casinos.

Una delicada situación es la que vive la empresa Enjoy, que pidió a la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ) terminar anticipadamente los permisos de operación de los casinos municipales de Coquimbo, Viña del Mar, Pucón y Puerto Varas.

Según informó Cooperativa, la compañía solicitó esta medida, con el fin de evitar irse a la quiebra ante los problemas económicos que enfrenta ante la situación del coronavirus en Chile, por lo que ya inició un proceso de reorganización judicial.

En este contexto, Enjoy pidió terminar de forma anticipada la operación de los casinos municipales de estas cuatro ciudades, que entrarían en vigencia entre octubre de este año y julio de 2021.

En su petición se proponen 3 alternativas:

  • Primero que, de acogerse su solicitud, los permisos sean relicitados.
  • Segundo, una prórroga de las actuales licencias de casinos de juego, de los plazos para iniciar operaciones de proyectos y de los procesos de licitación que se están por iniciar por un período de cinco años.
  • La tercera opción es que la SCJ autorice una prórroga adicional de al menos tres años -que se sume a las que ya han sido otorgadas- para el inicio de las operaciones de los cuatro casinos municipales, periodo que Enjoy considera que es el «plazo mínimo» para recuperarse.