Debido a denuncias fiscalizan comercio no esencial en cuarentena

En Coquimbo, La Serena y Ovalle se decretó la suspensión de atención de público en locales comerciales que no se consideran esenciales y pese a ello mantenían su funcionamiento.

Tras la canalización de denuncias a través de plataformas de atención al público, la Dirección del Trabajo (DT) efectuó fiscalizaciones a empresas que no son esenciales en medio de la cuarentena decretada en las comunas de La Serena, Coquimbo y Ovalle.

La acción fiscalizadora de la DT, en coordinación con la Policía de Investigaciones (PDI), decretó la suspensión de atención de público en locales comerciales que no entregan un servicio esencial para la población, poniendo en riesgo la salud y seguridad de los trabajadores.

Al respecto Rodrigo Fernández, Director del Trabajo, explicó que “nos encontramos frente a una clara infracción del artículo 184 del Código de Trabajo, esto quiere decir que el empleador no ha tomado todas las medidas necesarias para prevenir que los trabajadores sean afectados en su salud. En consecuencia, con las facultades que posee la DT, fue posible suspender el trabajo y las funciones que están realizando los trabajadores ahí, de tal manera que estos negocios no pueden seguir funcionando, por lo menos mientras dure la cuarentena, porque no está autorizado por los órganos competentes”.

“Hay una arista penal que va a ser determinada por la PDI, por la fiscalía y en definitiva por los tribunales, nosotros nos hemos abocado solamente al aspecto laboral, específicamente a todo lo que se refiere a higiene, salud y seguridad de los trabajadores que se desempeñan en estos locales; la multa en este tipo de casos podría llegar hasta las 60 UTM, pero es un análisis que tiene que realizar todavía el fiscalizador”, agregó Rodrigo Fernández.

Por su parte, el Seremi del Trabajo, Matías Villalobos, agregó que “con la Dirección del Trabajo seguiremos fiscalizando a fin de contribuir a que se cumplan las normas del trabajo y se respeten los derechos de los trabajadores. Así es que el llamado a los empleadores es a cumplir siempre con lo que estipula la ley, y a los trabajadores, a que realicen las denuncias cuando vean que sus derechos no son respetados”.

La jornada de fiscalización corresponde al trabajo permanente que la Dirección del Trabajo ha llevado a cabo junto a otros organismos durante la cuarentena establecida por la autoridad sanitaria y por todo el tiempo de la emergencia por COVID 19.