Visitante numero: 1084
Total Website Visits: 3514001

Un llamado a la ciudadanía a celebrar con precaución

La autoridad regional precisó que la principal recomendación es evitar el uso de cotillón o challa metálica cerca del tendido eléctrico.

Un llamado a la ciudadanía a evitar situaciones que puedan empañar la celebración del Año Nuevo 2023, en la Región de Coquimbo, realizó la seremi de Energía, María Castillo Rojas, en conjunto con la distribuidora de energía eléctrica.

La autoridad se refirió a evitar el uso de cotillones y challas metálicas cerca de la red eléctrica, ya que el contenido (papel con fibra de metal), lanzado hacia arriba, puede provocar interrupciones de suministro en pleno festejo familiar.

La seremi subrayó que “como SEREMI y Ministerio de Energía estamos en conjunto con la empresa distribuidora CGE haciendo un importante llamado a la ciudadanía a que evite situaciones de riesgo como no usar el cotillón cerca de las redes eléctricas, cuya fibra metálica pueda generar un corte y así afectar a las personas que estén celebrando”.

La autoridad también hizo especial mención a la posibilidad de cortes de suministro por choques a postes, a raíz de la incorrecta conducción vehicular, entre otros factores, debido a que por ejemplo, entre enero y agosto de 2022, se registraron más de 180 eventos de este tipo, causando interrupción del suministro a más de 112 mil clientes de la Región de Coquimbo.

“Llamamos a las personas a que manejen con responsabilidad, que si van a consumir sustancias entreguen las llaves. En estas fechas ocurren muchos accidentes y especialmente choques a postes, en donde en su mayoría hay daño a la infraestructura eléctrica, lo cual implica un tiempo importante por parte de la empresa CGE en recuperar el servicio. El objetivo es disfrutar estas fiestas con tranquilidad y responsabilidad, en familia, evitando ciertas situaciones que pueden poner en riesgo la salud y la seguridad”, agregó la seremi.

Por su parte, Fernando Bravo, supervisor de la Delegación Coquimbo de CGE, indicó que “nos preocupa el uso del cotillón y de todo lo que significan las challas que contengan fibra metálica porque al ser utilizadas en las cercanías de las redes eléctricas podría ocasionar fallas y cortos circuitos en las redes o en los equipos de transformadores. Otra recomendación es que los circuitos eléctricos en los hogares sean usados de manera correcta, porque colocar alargadores sobre alargadores podrían generar sobrecalentamiento de conductores y efectos no deseados como incendios”. 

La recomendación – en caso de un corte de energía por uso de challas – es mantenerse alejados de cables que estén en el suelo, pues podrían estar energizados, y comunicarse de forma inmediata con la distribuidora de energía eléctrica.

Al mismo tiempo, se recomienda no intentar la reparación del desperfecto causado por cuenta propia.