Visitante numero: 145
Total Website Visits: 1888699

La Serena: Especialistas explican el vital rol de las vacunas en este punto de la pandemia

Pese a que Chile y el mundo hoy en día viven un importante aumento de casos debido a la variante Ómicron, la inmunización sigue brindando luces de esperanza hacia el futuro, al disminuir considerablemente la letalidad del virus, la gravedad de quienes lo contraen y la cantidad de ingresos a camas críticas en los hospitales.

Cada una hora que pasa, aproximadamente una persona pierde la vida en Chile a causa del Coronavirus. Un hecho que sigue siendo preocupante pero que está muy lejos del panorama que debíamos enfrentar hace algunos meses, cuando alrededor de 6 chilenos morían cada 60 minutos producto de esta enfermedad. Un cambio radical que ha sido posible gracias a la vacunación.

La doctora Aldoaneth Leiva, infectóloga del Hospital de La Serena, explicó que “la importancia de las vacunas no radica en la disminución del total de casos, sino que en la disminución de la gravedad de los mismos. Actualmente, más de un 80% de los casos de COVID presentan síntomas leves o son asintomáticos y la tasa de letalidad del Coronavirus ha disminuido de forma exponencial. Mientras que en la primera y segunda ola ésta superaba el 30% del total de los infectados, en este momento esa cifra no llega al 2%, gracias al impacto que ha tenido la vacunación”.

Pero ¿por qué si las vacunas son tan efectivas es necesario seguir con las dosis de refuerzo? La doctora Mary Marín, inmunóloga y alergóloga del recinto asistencial serenense profundizó al respecto, señalando que “el COVID es un virus nuevo, con una expansibilidad muy importante, porque se propaga a muchas personas, y muta constantemente. Primero, conocimos el virus cero y luego, ha ido cambiando, así, ya vamos en la letra O, con Ómicron. En cada mutación, existen cambios y muchísimos riesgos, por lo tanto, hay que actualizar la vacuna, hay que decirle a nuestro cuerpo ´oye el COVID-19 está ahí y es una amenaza, vamos a defendernos´”.

A ello, la doctora Leiva agregó que sigue siendo importante vacunarse porque “de esta manera, podremos pasar a una enfermedad endémica, que se va a mantener en el tiempo pero que no va a tener un impacto en la población desde el punto de vista de la morbilidad grave o letalidad”.

En los últimos días, el Ministerio de Salud ha reportado cifras inéditas de nuevos contagios en el país y Coquimbo ha llegado a ser una de las cuatro regiones con más alta positividad de todo el territorio nacional. Sin embargo, mientras este fenómeno ocurre, hoy mueren 10 veces menos personas que los periodos más complejos de la pandemia. Y es que el efecto de la inmunización está a la vista y resulta innegable.

“Hoy, son tantos los millones de personas que ya se han vacunado y existen tantas estadísticas y cifras que dan valor a la vacunación. La vacuna no previene del todo que no nos infectemos, pero definitivamente sí está demostrado que disminuye de manera importante la mortalidad, enfermar gravemente y tener que depender de un ventilador mecánico. En otras palabras, la vacuna salva vidas”, destacó la inmunóloga Mary Marín.

Pese al aumento de casos, el escenario actual nos permite mirar con esperanza hacia el futuro y la cantidad de personas que hoy en día son hospitalizadas por haberse enfermado gravemente de Coronavirus también lo demuestra en las unidades más críticas.

“Actualmente, los pacientes hospitalizados con COVID positivo bordean el 20% del total de camas de nuestro recinto. Como establecimiento, queremos insistir en la importancia de cumplir con los esquemas de vacunación, ya que aun cuando los contagios y las hospitalizaciones han incrementado en los últimos días, no hemos llegamos a las cifras peak de pacientes críticos ni ventilados que se registraron en períodos anteriores de la pandemia, de ahí la relevancia del proceso de inmunización”, indicó Carla Ahumada, Directora (S) del Hospital de La Serena.

Y ¿Quiénes están llegando gravemente enfermos de Coronavirus a los hospitales? Sara Palta, Enfermera Supervisora de la Unidad de Paciente Crítico (UPC) del Hospital de La Serena, sostuvo que en el establecimiento de la capital regional casi “el 100% de los pacientes ingresados a nuestras camas UTI y UCI no tienen el esquema de vacunación completo o son personas no vacunadas”.

Además, señaló que “todos los días, tenemos al menos un ingreso por COVID en nuestras camas críticas, especialmente en las intermedias. Si bien hoy Ómicron es la variante dominante en el país, los pacientes que nos están llegando más graves son aquellos que se contagian con variantes de más alta letalidad, como Delta, que genera sintomatología aguda y que necesitan camas de este tipo. En general, son personas que tienen entre 55 a 65 años, en género no hay diferencia, y evolucionan más gravemente porque tienen otras patologías asociadas que los descompensan, manteniendo una larga hospitalización”.

Es así, como la mayor preocupación asistencial en esta nueva ola de contagios en el país se ha centrado en el aumento de la ocupación de camas básicas e intermedias, en las consultas en las urgencias hospitalarias y en las atenciones en los centros de Atención Primaria, donde han llegado la mayor cantidad de los infectados por COVID.

DESPEJANDO EL MITO: ¿LOS ALÉRGICOS PUEDEN VACUNARSE?

Cuando la población recién comenzaba a vacunarse, era una preocupación popular el hecho de que los alérgicos tendrían más dificultades para acceder a la inmunización. No obstante, la doctora Marín, especialista en alergias e inmunología, precisó que “la confusión surgió porque al principio de la pandemia, cuando no conocíamos cuáles iban a ser los efectos ni del virus ni de la vacunación, se estableció que los pacientes que habían tenido reacciones anafilácticas u otros tipos de enfermedades no debían vacunarse. Pero eso ya se actualizó y la norma dice que sí pueden vacunarse”.

Asimismo, la especialista enfatizó en que “existen casos excepcionales en que estos pacientes no se pueden vacunar. Uno de ellos, es cuando con la primera o segunda dosis, de cualquier marca, se ha tenido una reacción alérgica severa, sobre todo si fue en las primeras 4 horas. Allí, se puede evaluar la posibilidad de que se vacune con otra marca. La segunda contraindicación, no absoluta, es en aquellos pacientes que hayan tenido una reacción anafiláctica, es decir, una alergia muy muy severa, a un alérgeno desconocido. En este caso se recomienda consultar a un especialista para evaluar”.

¿CÓMO PODEMOS CUIDARNOS DE ÓMICRON?

La infectóloga Aldoaneth Leiva manifestó que para prevenir contagiarnos con esta última variante es importante mantener los mismos cuidados que ya conocemos hace casi dos años. “Manteniendo un correcto uso de la mascarilla y la distancia física, evitando aglomeraciones o lugares mal ventilados y manteniendo la higiene de manos. Para las personas que tienen síntomas o han tenido contacto con alguien con síntomas o positivo, es importante que hagan aislamiento y si tuvieron contacto con alguien con COVID o sospechan de ello, hagan monitoreo de sus síntomas y la notificación correspondiente. Lo fundamental aquí es el autocuidado y la responsabilidad de saber que, si tenemos síntomas, debemos aislarnos”, afirmó.

¿DÓNDE PUEDO TOMARME EL EXAMEN PCR?

Usted debe acudir a tomarse PCR a los hospitales y a los centros de atención primaria de Urgencias sólo cuando presente síntomas asociados a COVID, tales como: fiebre sobre 37,8° C, tos leve, dolor de cabeza, diarrea, náuseas o vómitos y estornudos, fatiga, dolor de garganta, congestión o secreción nasal y dolores musculares o corporales no habituales.

Si no presenta síntomas, la indicación es acudir a los operativos de Búsqueda Activa (BAC), cuyos horarios y lugares son publicados diariamente por el Servicio de Salud Coquimbo, la Seremi de Salud y las municipalidades de cada comuna.

¿DÓNDE ACUDIR SI TENGO ALGUNA URGENCIA DE SALUD?

Actualmente, las urgencias de los hospitales del país han experimentado un aumento en las consultas. Sin embargo, es importante recordar que resulta fundamental hoy en día evitar acudir a lugares muy concurridos. Por ello, el llamado es acudir a las unidades de emergencia hospitalarias sólo cuando presente urgencias de mayor gravedad, que implique un peligro evidente o requieran atención inmediata. Si su estado de salud es de mediana gravedad y no implica riesgos para su vida, diríjase a su SAR (SAPU de Alta Resolutividad) más cercano. Si su condición es de menor gravedad, acuda al SAPU (Servicio de Atención Primaria de Urgencia) de su sector. No olvide que en todos estos dispositivos la atención es según la gravedad de la persona y no al orden de la llegada.