Visitante numero: 433
Total Website Visits: 1876578

Hospital de La Serena implementó la aféresis, una técnica de donación que permite extraer plasma del componente sanguíneo

La mayoría de las personas que padecen enfermedades como cáncer, trastornos inmunológicos o afecciones hematológicas deben someterse a tratamientos que disminuyen drásticamente los niveles de plaquetas en su sangre, lo que sin duda tiene negativas consecuencia para su salud. 

Es por eso, que el Hospital de La Serena implementó la aféresis, una técnica de donación que permite extraer este vital componente sanguíneo y que implica un adelanto tecnológico de unos 10 años en la zona. 

“Donar plaquetas es muy importante para pacientes hemato oncológicos u otros con diversas patologías de la sangre, ya que en ellos, las líneas celulares bajan drásticamente con los tratamientos, donde generalmente se utilizan drogas muy fuertes. El riesgo de no tener plaquetas es que se puede producir una hemorragia y eso es lo que tratamos de evitar”, explicó Valerie Llanqui, tecnóloga médica del Banco de Sangre del Hospital de La Serena.

Ramiro Rojas, fue el primer donante de plaquetas mediante aféresis del establecimiento serenense y expresó que decidió realizar esta solidaria práctica debido a que “una vez habían pedido donantes para mi abuela y en esa ocasión, no pude ir porque me había hecho un tatuaje hace poco, entonces igual me sentía en deuda con el sistema. Por eso, el año pasado vine a donar sangre voluntariamente para saldarla y ahora también doné plaquetas”.

Este joven además comentó que no sintió mayor “diferencia con la donación de sangre convencional, al igual que en el otro proceso, no sentí ninguna molestia ni dolor. El valor es ayudar, hoy hay que tratar de cuidarse ante todo, pero mientras haya la posibilidad de ayudar, hay que hacerlo si podemos y estamos sanos”.

Pero ¿cuál es la diferencia entre la donación de sangre tradicional y la aféresis? En el primer procedimiento, se pueden obtener los 4 productos sanguíneos de este vital tejido líquido – glóbulos rojos, plasma, plaquetas y crioprecipitados – los que se transfunden a diferentes pacientes, en función de sus necesidades. En cambio en la aféresis, sólo se extraen plaquetas y los demás hemocomponentes se  devuelven al torrente sanguíneo.