En una sala de recuperación de pacientes del Hospital San Pablo de Coquimbo, un escurridizo ratón dio tarea a funcionarios

Un impactante video, captado en una sala de recuperación de pacientes del Hospital San Pablo de Coquimbo, muestra como funcionarios del recinto tratan de dar alcande a un escurridizo roedor que se pasea por el lugar, ante al espanto de los pacientes que allí se encuentran.

El registro, publicado por Radio Guayacán, evidencia la presencia del animal, que al parecer, no pudo ser atrapado al menos en lo que se aprecia del video.

El Hospital de Coquimbo por su parte, confirmó la autenticidad del registro, y señaló que se está trabajando para mejorar las condiciones del recinto, intensificando las medidas mediante un plan de desratización del lugar para erradicar a los roedores, que pueden ser portadores de diversas enfermedades.

En este comunicado, la versión del Hospital frente a este hecho:

Debido a  la presencia de roedores en el sector donde está ubicado el hospital de Coquimbo, como recinto de salud hemos tenido que intensificar nuestro plan sanitario de desratización, el cual se realiza de manera permanente, para erradicar la presencia de estos al interior y exterior del hospital.

Se han realizado diferentes acciones sanitarias y de gestión, para realizar un control efectivo de la situación actual. Entre estas medidas se destaca el trabajo en conjunto con la seremia de Salud desde el mes de octubre, a quienes se les presentó el plan de trabajo que se estaba realizando para erradicar esta plaga.

La autoridad sanitaria aprobó las acciones realizadas y sugirió contactarse con el municipio y Aguas del Valle para solicitarles limpiezas de las alcantarillas y del entorno, respectivamente.

Junto con ello, se comenzó a realizar una desratización semanal extraordinaria. Además, de monitoreo diario de cada uno de los focos identificados al interior del hospital.

Un técnico externo, es el encargado de supervisar e instalar cebaderas 2 veces por semana.

Para evitar posibles focos de plaga, se coordinó y gestionó la limpieza de los sectores sin uso (como las escaleras del edificio antiguo), de los patios internos, los entretechos y de los contenedores de cartón. Además, se reemplazaron las cajas de cartón utilizadas ´para almacenamiento, por contenedores plásticos.

Junto con estas acciones sanitarias se les solicitó a los funcionarios y usuarios botar la basura, principalmente aquella que contenga alimento, en bolsas cerradas y depositarlas en los contenedores correspondientes, para evitar emanación de olores y restos de comidas que puedan atraer a los roedores hacia los servicios clínicos.

Como hospital San Pablo de Coquimbo estamos preocupados por esta situación que nos afecta como recinto de salud y como vecinos del sector, donde lamentablemente se encuentra esta plaga de roedores. Por ello reiteramos nuestro compromiso en seguir intensificando las acciones, que de manera permanente realizamos,  pero que en esta oportunidad hemos tenido que acrecentar para combatir de manera efectiva este problema que nos afecta, tanto a funcionarios como usuarios.