Visitante numero: 275
Total Website Visits: 1853728

Empleo informal llega casi a un 43% en el sector construcción en la región de Coquimbo

Los resultados fueron dados a conocer en el seminario de lanzamiento del Barómetro de la Construcción de Coquimbo, actividad que contó con la participación de distintas autoridades ligadas al rubro.

Teniendo como foco principal la presentación de los lineamientos del Barómetro de la Construcción de la Región de Coquimbo (BCC) y los estudios previstos para el año 2021, se llevó a cabo el Seminario de Lanzamiento del BCC, instancia en la que también, se dieron a conocer los primeros resultados obtenidos a través del trabajo de levantamiento de información.

La entrega de esta información territorial actualizada del sector construcción busca favorecer la toma de decisiones, tanto a nivel gubernamental, formativo y empresarial, sobre todo en materia de capital humano. Así lo recalcó Matías Villalobos, Seremi del Trabajo y Previsión Social del a Región de Coquimbo.

“Para nosotros como gobierno y particularmente para la Seremía de Trabajo y Previsión Social es muy importante todas estas instancias que se puedan desarrollar, y que ha podido liderar muy bien el Observatorio Laboral de SENCE de la Región de Coquimbo, puesto que nos entregan insumos que son de mucho valor para poder enfocar las políticas públicas, y en lo que respecta en materias de capacitación de certificación y generación de competencias laborales”, comentó Villalobos.

La actividad se desarrolló a partir de la presentación del plan de trabajo del Barómetro de la Construcción, el cual incluye la entrega de nueve productos, que implican la elaboración de informes relacionados a distintas temáticas como lo son la “Caracterización de los efectos de la pandemia COVID19 en el sector de la construcción”, “Informe de buenas prácticas de empresas sostenibles”, hasta la realización de un “Diagnóstico de industrialización y automatización en el sector de la construcción”, entre otros reportes.

Dichos productos permitirán recoger información relevante para el desarrollo del rubro, así lo destacó Pablo Pinto Cornejo, director del Barómetro de la Construcción de la Región de Coquimbo, quien además es académico y director de la Escuela de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Norte (UCN).

“Esperamos que con los datos que podamos entregar a través del Barómetro de la Construcción de Coquimbo, apuntalemos a ese tipo de políticas que permitan acercar un poco más el desarrollo del desafío y en ese sentido, mejorar la pertinencia de las actividades que se realizan, sobre todo para mejorar la calidad de vida y para mejorar también, elementos como la productividad y, por cierto, aparejado a la competitividad”, afirma Pinto.

Desde la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), su presidente, Daniel Mas Valdés, mostró interés y entusiasmo frente a los objetivos presentados por parte del Barómetro de la Construcción, poniendo especial énfasis en temas relacionados a la productividad, industrialización, automatización de los procedimientos y en el mejoramiento de las competencias de sus trabajadores.

“Como Cámara Chilena de la Construcción, nos interesa poder cambiar la vida de nuestros trabajadores, impactarles positivamente, darles calidad en el trabajo, que al final del día puedan ser más felices y así puedan aportar en el desarrollo de la región y por qué no del país”, señaló el líder del gremio constructor regional, Daniel Mas.

Productividad como desafío principal

Por otra parte, la presentación central estuvo a cargo de Hernán de Solminihac Tampier, ex ministro de Obras Públicas y Minería, y actual director de CLAPES UC, quien expuso acerca de los desafíos de la industria de la construcción, planteando entre ellos, los legales y administrativos, de capital humano y la productividad como uno de los principales retos, destacando este último punto.

“La productividad es una necesidad clave para mejorar todas las actividades. En Chile, en los últimos 20 años la productividad en la construcción ha estado estable, esa es una señal súper potente que nos tiene que desafiar para ver cómo podemos mejorar, ya que realmente haciendo cambios en productividad podemos mejorar la forma en que enfrentamos los desafíos de las obras, podemos aportar más recursos al Estado, y así mejorar la calidad de vida de las personas”, recalcó Hernán de Solminihac.

En esta misma línea, Eduardo Toro, director (s) del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE) Región de Coquimbo afirmó que “lo que nosotros tenemos que hacer y es uno de los productos más importantes del Barómetro, va a ser la actualización de las mallas curriculares, en nuestro caso de capacitación, para poder aumentar la productividad”, destacando además, frente al desafío de capital humano que, “también estamos aportando a través de programas regulares, específicamente los subsidios, donde el 25% de los subsidios a los nuevos empleos son de la construcción, por lo tanto también nos queda trabajar fuertemente en la equidad de género, algo que siempre está en boga y es importante para nosotros”.

Inactividad e informalidad en aumento

Una de las principales cifras que llama la atención, se relaciona con el desempleo en el sector de la construcción, ya que, según comenta Pablo Pinto, director del BCC, “el sector ha presentado una variación promedio negativa de -18,9% el año 2020, lo que habla de los efectos de la pandemia en la cotidianidad de la actividad de la construcción”.

Otra de las cifras que podría generar preocupación está relacionada con la cantidad de inactivos en la región, donde se observa un aumento de 236.067 a 323.703 inactivos, lo cual tiene que ver con “razones temporales, que han significado un aumento de casi un 388% en los últimos dos años, y casi 200.000 personas a nivel nacional, pero que, además tiene que ver con razones estacionales y de desaliento”, recalcó el académico.

Esta situación, no solo se vincula a las restricciones y a las cuarentenas, sino que “también a la falta de activación de actividades clave, como el funcionamiento de los colegios y otros sistemas complementarios que permiten el ingreso al mercado laboral”, apuntó Pinto.

Asimismo, la informalidad en el sector de la construcción llega casi al 43%, en la región y a nivel país, lo que según explica el director del Barómetro, se debe a dos razones principales, en primer lugar, “tiene que ver con una caída significativa en el último tiempo en los empleos formales, pero también una cierta alza en los empleos informales, de manera que hay un elemento de intercambio entre una actividad y otra”, y en segundo lugar, está relacionado a la composición de los trabajadores en el sector, particularmente a nivel regional, ya que “en su mayoría tienen educación media completa o educación media incompleta, de manera que casi un 85% de todos los trabajadores tienen estos elementos”, planteó Pinto.

En este sentido, Pablo Pinto destacó el desafío existente con el desarrollo de los oficios y la articulación, “sobre todo con la educación formal, pero a nivel escolar y a nivel de educación media, que permita asegurar esta transición hacia el mercado laboral, sobre todo en el desarrollo de la carrera y las competencias que se requieren”.

El Barómetro de la Construcción destaca por ser una iniciativa del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE), que cuenta con el apoyo técnico y el financiamiento de la Corporación de Capacitación de la Cámara Chilena de la Construcción (OTIC) (CChC), y es ejecutado por el Observatorio Laboral de la Región de Coquimbo, través del Instituto de Políticas Públicas (IPP) y Escuela de Ciencias Empresariales (ECIEM) de la Universidad Católica del Norte (UCN), sede Coquimbo.