Visitante numero: 184
Total Website Visits: 1743612

Banco de Sangre regresa al interior del Hospital de La Serena para seguir salvando vidas

Desde el próximo lunes, comenzará a atender nuevamente en el ingreso principal del recinto asistencial serenense, manteniendo todas las medidas sanitarias y el agendamiento de horas al 512 333268Una de cada siete personas que ingresan a un hospital requieren una transfusión.

La pandemia ha avanzado y el actual escenario epidemiológico ha permitido que después de casi un año y medio, el Banco de Sangre regrese a sus dependencias al interior del Hospital de La Serena para facilitar el acceso a todos los donantes que quieran salvar vidas, dejando de atender en las instalaciones de Juan de Dios Pení #674.

“Las condiciones epidemiológicas han cambiado y muchos procesos están comenzando a volver a la habitualidad. Queremos facilitar el acceso a donantes y por eso, también hemos decidido volver a nuestro lugar oficial, ubicado en el ingreso de Balmaceda #916. A contar del lunes 4 octubre, estaremos recibiendo a nuestros donantes aquí”, indicó Daniela Zavala, Jefa del Banco de Sangre del Hospital de La Serena.

Por lo anterior, el recinto de donación se mantendrá cerrado durante la jornada del viernes 01 de octubre, mientras se concreta el proceso de cambio.

Resulta importante recordar que la crisis sanitaria aún no ha terminado. Por eso, si usted desea donar, debe continuar agendando su hora al 512 333268 para evitar aglomeraciones y luego, entrar por el acceso principal del establecimiento, de lunes a jueves, de 8:30 a 16:00 horas y viernes, de 8:30 a 15:00.

“Ante cualquier duda o consulta, nos pueden llamar y la verdad es que el ingreso es súper fácil. Al entrar, le informan que tienen una hora con nosotros y pasarán inmediatamente al banco”, explicó la tecnóloga médica.

La donación de sangre es un problema social que nos afecta a todos, de hecho, Chile tiene un déficit de aproximadamente 80 mil donaciones anuales y durante la pandemia, este panorama se agudizó, llegando a cifras críticas. Sin embargo, la necesidad de productos sanguíneos es permanente y vital para pacientes que se accidentan, deben operarse, tienen partos complejos o luchan contra enfermedades como el cáncer.

“Una de cada siete personas que ingresan a un recinto asistencial requieren una transfusión durante su proceso de hospitalización. Nosotros tuvimos que reinventarnos en pandemia y así nació nuestra Ruta Salvavidas, con la que hemos recorrido más de 3.000 kilómetros por toda la región buscando donantes. En ella, atendimos unas 600 personas y obtuvimos 20 mil litros de sangre para poder cumplir las necesidades de nuestros pacientes. Ha sido una estrategia maravillosa y que nos permitió ser uno de los pocos Bancos de Sangre que mantuvieron sus stocks durante la pandemia”, agregó Zavala.