Visitante numero: 915
Total Website Visits: 3330463

Banco de sangre de Hospital La Serena cambió de lugar, para seguridad de donantes.

La donación de sangre ha disminuido progresivamente desde que se inició la pandemia por COVID-19 en nuestro país y región, debido al nuevo escenario de distanciamiento social, cuarentena y una serie de medidas preventivas que apuntan a proteger la salud de la población.

Ante esta realidad, el Hospital de La Serena decidió trasladar su Banco de Sangre a un lugar completamente aislado del recinto asistencial, ubicado al frente del establecimiento, en calle Juan de Dios Pení #674, donde se encuentran las dependencias de la Universidad Católica del Norte. Ello, permite reforzar los resguardos a la hora de donar durante esta emergencia y a la vez, conservar la cadena de frío que requieren los productos sanguíneos.

Daniela Zavala, Jefa del Banco de Sangre del hospital, indicó que “estamos en un lugar muy seguro, tomando todas las medidas para que nadie corra ningún riesgo. En estos tiempos, nosotros sabemos que el llamado es a quedarse en sus casas, pero no debemos olvidar que los pacientes siguen necesitando todos los días donaciones de sangre, ya que ésta no se puede comprar ni fabricar, entonces, llamamos a que si las personas salen de sus hogares, sólo sea para donar vida”.

Yasser Salazar es un joven de la región que había donado sangre 3 veces en su vida y esta, es la primera vez que lo hace durante la emergencia sanitaria y en las nuevas instalaciones del recinto serenense. Al respecto, comentó que “es un proceso rápido, limpio, seguro y está muy bien. Vengan a donar, hay que llenar los Bancos de Sangre y tomarlo como un hábito. Creo que uno como ciudadano también tiene que hacer un aporte al sistema de salud y contribuir a que otros pacientes puedan ocupar las donaciones de uno”.

Estas dependencias en las que hoy se encuentra el Banco de Sangre del Hospital de La Serena fueron facilitadas por la Universidad Católica, casa de estudios con la cual la institución de salud mantiene una relación asistencial-docente que contempla internados y prácticas profesionales en el establecimiento.

Osvaldo Iribarren, Decano de la Facultad de Medicina de la UCN, sostuvo que “con esto se logra sacar a las personas que van a donar sangre dentro del hospital y por lo tanto, estamos reduciendo el riesgo de contagiarse con este peligroso virus, en un ambiente agradable, sin aglomeración o riesgos de infección. Entregamos esta ayuda ya que en esto todos tenemos que contribuir y nuestra facultad tiene un gran compromiso social”.