Visitante numero: 437
Total Website Visits: 3537524

Aprenden técnicas para disminuir uso de agroquímicos

El primer paso para la disminución del uso de plaguicidas en la agricultura es reconocer a las plagas que afectan los cultivos y saber cuáles son los mejores controladores naturales.

Lograr la transición hacia una agricultura sostenible, aumentando la inocuidad de los alimentos que consumimos, es una de las grandes tareas que el Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA Intihuasi tiene por delante.

Y es que, actualmente, muchos pequeños agricultores siguen efectuando aplicaciones de químicos sin considerar otras alternativas de manejo como el manejo integrado de plagas (MIP) el cual tiene entre sus herramientas el uso de enemigos naturales (insectos benéficos), incluso cuando existen evidencias a nivel internacional y también nacional, que el uso de plaguicidas generan problemas de salud de trabajadores y consumidores.

Para entregarles herramientas que les permitan disminuir el uso de agroquímicos para controlar plagas en el cultivo de hortalizas hidropónicas bajo invernadero se realizó el taller “Manejo Integrado de Plagas en Hidroponía” en el sector de Colliguay, Monte Patria. La capacitación tuvo por objetivo enseñar técnicas que les permitan controlar las plagas agrícolas de forma amigable con el medioambiente y se replicará también en Punitaqui, Combarbalá y Canela en el contexto del Programa “Transferencia Tecnológica para Cultivo de Hortalizas Hidropónicas en la Región de Coquimbo”, financiado por el Gobierno Regional a través el Programa de Gestión Territorial para Zonas Rezagadas.

“La actividad consistió en mostrarle a agricultoras/es que hay distintos métodos de control de plagas con el fin de que ellos las utilicen y disminuyan el uso de aplicaciones de agroquímicos y así puedan generar productos diferenciados, con bajo uso de plaguicidas”, explicó Alejandro Layana, profesional del área de entomología de INIA Intihuasi, quien realizó la actividad.

Layana indicó que, frecuentemente, las y los agricultores se preocupan principalmente de qué producto aplicar, sin considerar el factor fundamental del análisis, que es determinar el motivo por el cual tienen las plagas. “La pregunta que se deben hacer es ¿por qué tengo plagas?”.

El profesional de INIA dio a conocer a los asistentes las distintas técnicas de control, recalcando que hay diversidad de insectos benéficos que son nuestros aliados para el control de plagas, añadiendo que, “ hay otra serie de técnicas complementarias que pueden integrar en sus procesos productivos y, en el caso de que tengan que aplicar algún agroquímico, que lo hagan, pero en forma justificada”, haciendo hincapié en que es necesario que los productores conozcan tanto los insectos plagan como aquellos que son depredadores naturales de éstas, “lo importante es que el agricultor aprenda a conocer los insectos que hay en su campo, los que están asociados a su cultivo y que no todos los insectos son malos, también hay insectos que son buenos y los ayudan mantener a raya a estas poblaciones plaga”.

Bernarda Argandoña, agricultora del sector de Colliguay y beneficiaria del programa, indicó que de ahora en adelante “utilizará la lupa” para identificar a los insectos de su cultivo, “el taller me pareció fantástico. A mí me enseñaron en el programa a reconocer el trips, a detectarlo, pero las charlas que nos dan son muy buenas, porque uno aprende, uno logra entender lo que ellos nos enseñan. Voy a usar la lupa, ya la tengo, y ahora tengo que estar atenta todo lo que puede afectar el cultivo”.

Inés Flores de La Higuera de Rapel destacó el conocimiento entregado por los profesionales de INIA, “yo he tenido como tres charlas más de las mismas, muy parecidas, así que con eso súper bien y sirve incluso para el parrón, manejábamos las plagas con insecticidas, con plaguicidas, pero hoy estamos aprendiendo que no debe ser así y eso se lo agradezco mucho a INIA”.

Beneficio para consumidores y agricultores

Claudio Salas, director regional de INIA Intihuasi indicó que, uno de los grandes desafíos actuales es producir alimentos para satisfacer las demandas de una población creciente, “pero desde una perspectiva sostenible en sus dimensiones social, económica y ambiental”.

En ese sentido Salas expresó que “el manejo integrado de plagas (MIP) expuesto en el taller es una metodología que permite realizar una gestión eficiente y sostenible de insectos y ácaros plagas, favoreciendo con ello la inocuidad. Se ha priorizado en la jornada que agricultoras/es comiencen a reconocer la biodiversidad funcional presentes en los agroecosistemas como herramienta fundamental para lograr la autorregulación”.

En tanto Krist Naranjo, gobernadora regional, expresó que entregar este conocimiento a quienes se dedican a la agricultura familiar campesina en territorios rezagados es fundamental para transitar hacia la agricultura sostenible, “optar por un manejo con bajo impacto ambiental no solo es beneficioso para el consumidor, quienes pueden acceder a productos con menor carga de químicos, sino que también para el agricultor., ya que, además de tener la posibilidad de obtener mejores precios justamente por esta reducción de aplicaciones, tiene menos riesgos para la salud. Para nosotros este tipo de iniciativas sustentables y en pro del medio ambiente van por la línea de nuestra gestión”.

El seremi de agricultura Christian Álvarez destacó el trabajo que realiza INIA. “Nuestras acciones como ministerio van dirigidas al desarrollo de una agricultura verde. Es en esta línea que cómo Seremi de Agricultura buscamos potenciar el desarrollo de este tipo de proyectos que está ejecutando INIA, que permiten entregar herramientas a nuestros agricultores para que puedan disminuir la aplicación de agroquímicos para el control de plagas, incorporando nuevas técnicas, basadas en un manejo integral, que incorporen el uso de enemigos naturales y controladores biológicos. De esta forma logramos avanzar hacia una agricultura sustentable y amigable con el medio ambiente”.