Supermercados de la Region poco a poco vuelven a la normalidad, indicó el gobierno

El servicio de supermercado ha sido uno de los más afectado tras las movilizaciones, sobre todo, por los diferentes hechos de violencia. Una situación que progresivamente se ha ido reduciendo, permitiendo que las cadenas sigan atendiendo a sus clientes.

En este escenario, y como parte del trabajo de normalización en la zona, es que la Intendenta Lucía Pinto recibió a representantes de estos locales, además de las Cámaras de Comercio de Coquimbo, Ovalle y La Serena.

“Lo que estamos haciendo en conjunto es hacer un llamado a la tranquilidad. Queremos que las ciudades funciones normalmente, estaremos resguardando los lugares que corresponden y transmitir a la comunidad de que no hay desabastecimiento”, indicó la Intendenta Pinto.

En la conurbación fueron afectados 6 supermercados (2 en La Serena y 4 en Coquimbo), por lo que los locales, con apoyo de la seguridad, debieron resguardar las instalaciones e implementar nuevos horarios de atención.

VEA AQUÍ: Municipio de Coquimbo y comerciantes afectados interpondrán querellas por saqueos

Tras la reunión, el gerente de Jumbo La Serena, Alfredo Vargas, dijo “tenemos el abastecimiento cubierto. Hay temas de contingencia por el tema del toque de queda, pero tenemos llegada de productos, están llegando los proveedores, pero recomendamos a no hacer sobre compra, porque eso genera inconvenientes”.

Fue un encuentro en el que también participaron integrantes de las cámaras de comercio, considerando que locales minoristas también fueron foco de actos vandálicos. Patricio Araya, Presidente de la Cámara de Comercio de La Serena, indicó “todo el comercio diurno ahora está abriendo hasta las 18:00 horas. Pero hoy en día el comercio nocturno está cerrado por el toque de queda. Esperamos que todo se pueda resolver pronto y avanzar en la reconstrucción y hacer que nuestros locales y los trabajadores puedan seguir vendiendo”.

En tanto, Washington Altamirano, Presidente de la Cámara de Comercio de Ovalle, señaló “queremos normalizar las cosas. No es la forma de actuar del chileno de venir y dañar al pequeño y gran empresario, porque el daño es para la clase trabajadora, a su empleo. Pedimos que no nos dañen”.

La idea, destacaron los comerciantes, es una vez terminada la contingencia, poder generar espacios de trabajo para potenciar al comercio y su recuperación. Hasta entonces, desde la Seremi de Economía comenzará un diagnóstico para tener con mayor certeza la magnitud de daños y así elaborar acciones que permitan reconstruir y apoyar a los locales comerciales más afectados.

“Hay que levantar ese catastro. Es algo dinámico que va a ir variando y esperemos que esto se solucione para tener el detalle de la información para poder ir trabajando con el comercio”, explicó Carlos Lillo, Seremi de Economía.