Se oficializó la creación del Santuario de la Naturaleza Cerro Santa Inés

Con la protección de un área de aproximadamente 713 hectáreas (531 en Valparaíso y 182 en Coquimbo), se oficializó hoy, la creación del Santuario de la Naturaleza Cerro Santa Inés, cuyos objetos de conservación son especies del bosque hidrófilo de olivillo y esclerófilo de peumo, el lúcumo y hábitats de especies de flora y fauna.

”Culminamos el proceso donde se oficializa todo el trabajo de la protección efectiva de un sitio de gran relevancia ambiental por su diversidad y sus características de bosques relictos que lo convierten en un verdadero hito de la biodiversidad y reservorio genético que debemos proteger”, afirmó la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

El subsecretario de la cartera, Javier Naranjo, quien visitó el lugar señaló que “el Cerro Santa Inés es un tesoro botánico y de fauna, donde la conservación debe ser clave para protegerlo. Entre sus innumerables especies endémicas, varias se encuentran en peligro, como el lúcumo chileno y la Flor del Águila; y otras en estado vulnerable como el chagual, el Naranjillo y el sapo de rulo. En esta zona podemos ver una gran cantidad de olivillos, muy propios de la selva valdiviana, lo que es un gran tesoro para una zona semiárida como esta”.

El área propuesta abarca los siguientes sitios prioritarios para la conservación de la biodiversidad: Cerro Santa Inés – Costa de Pichidangui; Cerro Santa Inés – Cerro Imán y; Los Molles – Pichidangui. 

La administración del santuario estará a cargo de Minera Los Pelambres, la que ya ha comprometido un financiamiento anual para infraestructura como  habilitación de accesos, senderos y centro de visitantes y guardaparques.