Se formó coordinadora para hacer frente a la Termoeléctrica «Cala Morritos»

La comunidad de Caleta Sierra en Ovalle se reunió junto a la ONG «Limarí Tinkui», el ex gobernador Wladimir Pleticosic, Karina Olivares, encargada distrital de la Oficina en Ovalle del diputado Daniel Núñez para formar una coordinadora y de esa forma, hacer frente a la Termoeléctrica «Cala Morritos», organizando mejor el trabajo y así dividirse las tareas en forma planificada.

La comunidad y la naciente coordinadora rechazan la instalación de «Cala Morritos» debido a la preocupación de los vecinos por la contaminación ambiental debido al aumento del polvo en suspensión en el sector desde el inicio de la construcción y el Material Particulado durante la ejecución del proyecto. La salud, en aspectos respiratorios; además de la preocupación de los pescadores artesanales por la calidad y certificaciones de sus desembarques.

Los vecinos denuncian también que no tuvieron proceso de Participación Ciudadana en el marco de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y solicitan que se haga un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y no una DIA. De hecho, los vecinos de Mantos de Hornillos, La Cebada y Caleta Sierra se enteraron varias semanas después de aprobado este proyecto, no pudiendo recurrir a las instancias administrativas correspondientes. 

Catalina Vega, presidenta de la Junta de Vecinos de Caleta Sierra dijo que «nos organizamos para tener esta coordinadora, la idea es tener más peso en el ámbito jurídico para hacer frente a esta Termoeléctrica. Tomamos opiniones, los vecinos tenían dudas también, tuvimos un gran avance. Nosotros decimos no a la Termoeléctrica, no queremos obtener beneficios, que nos ofrezcan como cancha de fútbol u otra cosa. Esta coordinadora se declara transversal y afortunadamente nos hemos hecho un poco más visibles, siendo que somos el patio trasero de la Municipalidad».    

Karina Olivares, encargada territorial en Ovalle del diputado Núñez, aseguró que «primero hay que trabajar con todo el movimiento social, con toda la costa del Limarí, de Coquimbo y La Serena, en comunicaciones, para difundir este abuso y se informe al respecto, y luego todo el tema jurídico, porque los vecinos quieren llegar hasta el final».