Programa MÁSMAR Transforma de Corfo, quienes se dedican a la agregación de valor de la industria pesquera y acuícola

Si bien su promulgación se remonta a julio del año 2018, la implementación de la Ley 21.100 se ha aplicado progresivamente al comercio. Inicialmente, se excluyó de la prohibición total a las micros, pequeñas y medianas empresas, dándoles un plazo de dos años, a partir de la fecha de publicación, para adaptar sus métodos de entregas. Dicho plazo se cumplió el pasado 03 de agosto, donde comenzó a regir de manera total la prohibición en el uso de estos plásticos.

Aquello se alinea con los objetivos estratégicos del Programa MÁSMAR Transforma de Corfo, quienes se dedican a la agregación de valor de la industria pesquera y acuícola, bajo el prisma de la economía circular, la sustentabilidad de los recursos marinos y el cuidado del ecosistema.

Es por esto que iniciaron una campaña mediante sus redes sociales, bajo el nombre de “Menos Plásticos es Más Mar”, que busca concientizar sobre el grave daño de los plásticos en los océanos. El objetivo es instar a la población a sustituir los plásticos de un solo uso por opciones reutilizables, principalmente en los casos de botellas, cubiertos, bolsas y vasos.

A raíz de esto, el gerente del MÁSMAR Transforma, Guillermo Molina, enfatizó en la responsabilidad de la población con el tratamiento de los plásticos desechables, argumentando que “en el caso de los envases primarios, lo que debemos hacer es separarlos y destinarlos a un punto de reciclaje. Por otro lado, debemos buscar opciones a la hora de elegir productos, optando por aquellos que no sean envasados en plásticos, por ejemplo, envasados en papel, vidrio o cartón”.