Orquesta de Cámara de Chile contempla tres conciertos en Coquimbo.

Es la primera vez que el director Julio Doggenweiler se suma a una gira regional junto a la OCCH, incluyendo la visita a localidades rurales. Según la batuta chilena, radicada en Alemania hace más de dos décadas, “es una labor muy noble la que hace este elenco, considero excelente que se le brinde a comunidades pequeñas y aisladas la posibilidad de presenciar el trabajo de una orquesta. Para nosotros, como músicos, es siempre grato recibir el afecto de la gente. Creo que para escuchar música clásica solo se necesita tener ganas”.

En esa misma línea, el Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Francisco Varas expresó “Esta es una excelente oportunidad para que la ciudadanía pueda disfrutar de un espectáculo de primer nivel que llega a la región. Como ministerio nos hemos propuesto descentralizar  las distintas manifestaciones artísticas y culturales  con la finalidad de todos tengan un acceso equitativo y gratuito”.

En cuanto al repertorio, este considera tres obras de destacados compositores. “Seleccioné la Sinfonía n°10 de Mendelssohn,  una obra que compuso a los 14 años y en la que se puede escuchar una gran profundidad y madurez del autor”, explica Doggenweiler, reconociendo su admiración por el músico alemán. La primera parte de los conciertos concluye con la interpretación de la “Pequeña sinfonía para instrumentos de viento”, del francés Charles Gounod, escrita para un “noneto” de vientos.