Organizaciones de usuarios de agua de la Región de Coquimbo y Sociedad Agrícola del Norte, se reunieron para analizar lo que ocurre con recurso hídrico

El año 2020 llegó luego de un vertiginoso término del 2019, en donde el estallido social provocó que todo el mundo esté expectante sobre lo que ocurrirá en Chile, sobre todo si en abril próximo se vota favorablemente por una nueva constitución.

En ese sentido, es que las organizaciones de usuarios de agua de las tres provincias de la Región de Coquimbo, y gracias a la gestión de la Sociedad Agrícola del Norte (SAN), se reunieron en Ovalle para analizar lo que ocurre con el recurso hídrico y así mismo articular una estrategia para poder entablar conversaciones con el Gobierno, parlamentarios y ciudadanía, para entrar en la discusión y ser la voz autorizada para en informar, de manera veraz, lo que ocurre con el agua en la región y en Chile.

A la reunión fue invitado además el Presidente de la Confederación de Canalistas de Chile, Fernando Peralta, quien puso a disposición de los presentes su experiencia en torno a la temática, quien señaló que“esta es una región ejemplar en cuanto al manejo del agua y esto viene de las organizaciones de usuarios, que son básicamente las organizaciones de canalistas y las Juntas de Vigilancia. El trabajo que han hecho durante el siglo pasado sirve de punto de referencia para todas las regiones del sur que han tenido menos escases de agua que la que han tenido acá”.

Peralta además destacó la reunión efectuada indicando que vio “una gran pujanza y voluntad de seguir poniéndole el hombro al tema de la distribución y el buen uso del agua. Eso lo encuentro muy positivo para los años que vienen”.

LA UNIÓN HACE LA FUERZA

Dentro de los temas más relevantes de la reunión, surgió la inquietud de informar a la ciudadanía sobre lo que realmente ocurre con el agua en Chile, es por ese motivo que se acordó unirse en la primera confederación de usuarios del agua de la Región de Coquimbo, para transformarse en una voz autorizada para hablar sobre el recurso hídrico y desmitificar varias afirmaciones que no son verdad.

En ese sentido José Salazar, Secretario de la Junta de Vigilancia de Estero Derecho, indicó que “la conclusión de esta reunión es que debido a las inquietudes y de los cambios muy acelerados que vienen, se busca constituir una organización que represente a los regantes a nivel regional y eso va a ser muy importante porque se va a incorporar un interlocutor que tendrá una expresión de sus propias necesidades y problemática. Esperamos poder comunicar lo que realmente ocurre en el tema del agua en el país, en donde hay mucha información falsa y desconocimiento”.

Por su parte Gustavo Hernández, representante de los regantes del Río Combarbalá, muy contento indicó que “haber compartido en esta reunión y haber conversado con don Fernando, con quien hemos estado en varias batallas por el tema del agua, me llena de orgullo”, añadiendo que “lo importante es poder estar en contacto y gracias a esta reunión nos organizamos y ahora vamos a tener un objetivo para poder defender nuestros derechos y los derechos de todos los regantes de la Región de Coquimbo”.

En tanto Onofre Juliá, Presidente de la Junta de Vigilancia del Río Rapel, indicó que “además de estar amparados en la SAN, es muy importante que conformemos una agrupación legal, que se pueda constituir jurídicamente una asociación de canalistas de las 3 cuencas”, agregando que “es muy importante que lo que se está conversando acá sea informado a la ciudadanía efectivamente. Las Juntas de Vigilancia debemos tener mayor relevancia en este tema, porque quién más que nosotros sabe lo que ocurre con el código de agua, cómo se distribuyen las aguas y cómo se entregan los derechos de aprovechamiento a los usuarios”.

Del mismo modo Roberto Delgado, Director de la Junta de Vigilancia del Río Illapel y administrador conjunto para el embalse El Bato, indicó que “es muy relevante que las organizaciones y comunidades de agua estén organizados con el objeto de darle fuerza a nuestra posición y para plantearle a las autoridades cuáles son nuestras preocupaciones e inquietudes, y fundamentalmente revelar los mitos que se manejan en torno a los cambios legislativos e informar a la ciudadanía, porque no podemos quedarnos quietos frente a lo que son las posiciones de algunos sectores, que le hacen ver a la comunidad algunas cosas que no son precisas”.

José Eugenio González, Presidente de la Junta de Vigilancia del Río Limarí y a la comunidad del embalse La Paloma, señaló que “me parece importante siempre debatir sobre estos temas y llegar a algunos acuerdos. El consumo humano debería ser prioridad de todas maneras y aquí en el Limarí nosotros lo venimos haciendo hace aproximadamente hace 20 años, porque nos parece razonable y de sentido común que así sea”.