Médicos se manifiestan en Coquimbo tras casos de agresiones en hospitales y consultorios

Una manifestación en el frontis del Hospital San Pablo de Coquimbo realizaron médicos de la zona, agrupados bajo el lema «todos somos Dra. Silva» en alusión a la profesional que además terminó detenida tras un incidente en el Hospital Barros Luco en Santiago.

Mediante un comunicado, el Colegio Médico regional llamó la atención de este caso y recordó algunos episodios de agresión por parte de usuarios a médicos y personal de salud, que se han suscitado en la región, siendo el más grave el ocurrido en Vicuña.

Cabe señalar que en esa ocasión se comprometieron una serie de medidas para evitar estas situaciones, que si bien, tuvieron algunos grados de avance en algunos casos, en otras medidas todavia se estaría al debe, señalan los médicos.

Les dejamos la declaración íntegra del Colegio Médico Regional:

HACER FRENTE A LAS AGRESIONES EN SALUD

Las recientes agresiones y hechos de violencia ocurridos durante el último tiempo en los distintos centros de salud de nuestro país nos obligan a poner sobre la mesa, una vez más, la necesidad de abordar este tema con la urgencia y fuerza necesaria. Situaciones como la ocurrida en el Hospital Barros Luco el viernes pasado, donde una colega urgencióloga no sólo fue agredida, sino que en una acción totalmente alejada del buen criterio es detenida por Carabineros, y por orden de Fiscalía es llevada a control de detención.  Esto no sólo vulnera la integridad de la doctora, sino también de todo el equipo de salud, y de paso a los pacientes que ven como en pleno periodo de invierno, se saca a una médica de sus funciones alterando aún más el funcionamiento del servicio de urgencias. 

En nuestra región también hemos sufrido situaciones de violencia. En nuestros Hospitales Regionales y hospitales comunitarios, centros de Atención Primaria Urbana y en la ruralidad. Más de un 90% de los funcionarios en salud ha sufrido, o presenciado directamente al menos una situación de violencia en los últimos años, siendo esta una realidad inaceptable. 

Como Colegio Médico Regional hemos abordado una Agenda Sanitaria que nos permita hacer frente a las agresiones, y que el día de hoy queremos visibilizar mediante un llamado a todas y todos los actores involucrados a actuar con decisión: 

  • A los y las colegas de nuestra región a estar en alerta, prevenir y denunciar toda situación de agresión física o verbal, personal o a cualquier miembro del equipo de salud, ocurrida en nuestros establecimientos. 
  • A los Capítulos Médicos, a convocar a asambleas y jornadas de reflexión sobre cómo prevenir y actuar en casos de agresiones, articularse con las asociaciones de funcionarios locales para llevar un trabajo conjunto, puesto que todo el equipo de salud está expuesto. 
  • A los Directivos de Hospitales y Centros de Salud, a actuar firmemente en estos casos. A estar con sus funcionarios y no en contra. A hacerse parte de las denuncias, como lo establece la ley, dando garantías a los equipos de salud de un acompañamiento frente a estos casos. 
  • Al Servicio de Salud, a implementar las medidas comprometidas en Julio 2018, tras la agresión sufrida en el Hospital de Vicuña. Hasta ahora se han incorporado guardias, encontrándose pendientes medidas de protección como cámaras de seguridad, botones de pánico, y resguardo para el equipo de admisión. También esperamos que se retome el trabajo de la “Mesa Contra Agresiones”, entre MINSAL –Ministerio del Interior – COLMED, mesa que a nivel local no sesionó durante el mes pasado. 
  • A Seremi de Salud, a iniciar campañas de sensibilización y protección de los equipos de salud. Incluir la seguridad como aspecto fundamental en la acreditación de los establecimientos, asegurándose que existan medidas que tiendan a convertirlos en “lugares libres de violencia”.