grave denuncia de acoso laboral realizó subcomisaria de la PDI, en contra del jefe de la Región de Coquimbo de la policía civil

Una grave denuncia de acoso laboral realizó la subcomisaria de la PDI, Alejandra Barra, en contra del jefe de la Región de Coquimbo de la policía civil, Richard Gajardo, a quien sindica como autor de una serie de hechos tales como malos tratos, humillaciones y amenazas, que la mantuvieron incluso con licencia psicológica durante 2 meses.

La denuncia fue realizada a Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (Sernameg), desde donde le entregaron el apoyo y la asesoría legal para que continuara, según detalló la misma directora regional del organismo, Ivón Guerra. 

Según consta en la denuncia, comenzaron a los pocos días de asumir en la zona Gajardo, quien a juzgar por el relato de la denunciante, cuestiona su calidad como policía, puesto que ingresó a la PDI bajo la modalidad de profesional, bajo la que hace algunos años entraron a la institución diversos funcionarios, y también en su calidad de periodista, según revela hoy Diario El Día.

En el documento de Sernameg, se da cuenta que Gajardo le habría hecho cometarios incluso en la manera en que se vestía la subcomisario, y que la habría amenazado con traslados y con desvincularla de la institución.

Asimismo, Barra (de profesión periodista), fue removida de la unidad de comunicaciones de la PDI, donde había tenido el mejor promedio en cantidad de comunicados publicados a nivel nacional, y fue posteriormente calificada con «lista 4» en una votación en donde participó el mismo Gajardo, lo que significa su inminente desvinculación de la PDI.

5 DÍAS DE ARRESTO

Esto también se relaciona con una falta cometida por la funcionaria, que en su tiempo libre colaboró como periodista (sin remuneración ni contrato) durante la Copa América Femenina disputada en La Serena, en donde se le acusó de haber ingresado a zonas de prensa del Estadio La Portada haciendo uso de su placa institucional, lo que tras una investigación del departamento 5° de asuntos internos de la PDI, fue descartado, siendo absuelta de esta acusación.

No obstante, fue hallada culpable de no haber dado aviso a la PDI de que se desempeñaría como periodista en su tiempo libre. Esta falta, que a juicio de otros funcionarios y ex funcionarios de la PDI, a lo más ameritaba una amonestación verbal, puesto que Barra no percibió ingresos, fue castigado con 5 días de arresto, lo que parece absolutamente desproporcionado a juicio de los consultados por el medio.

Desde la PDI se señaló que el jefe regional no ha sido notificado de la denuncia. Esto se contrapone con lo que señala la Seremi de Sernameg, Ivón Guerra, quien afirma que se reunió en diciembre del 2018 con Richard Gajardo para darle a conocer la denuncia en su contra

En tanto el Colegio de Periodistas indicó que la PDI debe aclarar este hecho a la brevedad, mediante un comunicado en que manifiestan su preocupación. «Cabe destacar que su denuncia fue formulada con todas las formalidades exigibles ante un organismo competente (Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género), por lo cual no cabe posibilidad de restarle importancia».

El texto agrega que «por el bien personal de nuestra colega como por la credibilidad de la señalada institución policial, esta situación debe ser aclarada a la brevedad».