Gastronomía un plato de fondo para el verano en la región

La comuna de Coquimbo es uno de los lugares más visitados del país en temporada alta. Sus 56 kilómetros de borde costero, sus 8 caletas, su variedad de playas, una alta capacidad hotelera y de servicios, son prendas de garantías que los visitantes agradecen.

En ese marco, el turismo gastronómico de la zona se ha ido reinventando para conquistar el paladar de los turistas, mezclando ingredientes y sabores con nuevos conceptos que plasman en sus restaurantes extendidos a lo largo del territorio local.

La Picá del Lupa, socio de la Corporación de Turismo, tiene una amplia historia ligada a la gastronomía. Lupercio Veas, oriundo de Quintero y dueño del local, llegó a Coquimbo con el negocio de la extracción de la macha, labor que fue variando con el tiempo hasta que, tras formar su familia, decidió instalar el primer restaurant en Caleta de Peñuelas.

“Mi vida siempre ha estado ligada al mar, e incluso formé mi familia gracias a eso. Hoy estamos preocupados por la situación actual, pero nuestra motivación es fuerte y esperamos que, con nuevas preparaciones, los turistas lleguen y disfruten su estadía. Hoy les tengo para ofrecer un rollizo que lleva papaya, muy rico y uno de los productos que seguramente sumará varios seguidores”, comenta.

Para Marcelo Pereira, Alcalde de Coquimbo y Presidente de la Corporación, el turismo es un eje importante y sabe que hay que ayudar a los comerciantes que han visto una merma considerable en las últimas semanas. “Me he preocupado de constatar los problemas que atraviesan nuestros empresarios. Hoy la consigna es ayudarlos, difundiendo sus atractivos y entregando tranquilidad a las personas, para que sepan que en la comuna estamos preocupados por la seguridad de los vecinos y turistas. Vengan y disfruten, porque les garantizamos que se llevarán una experiencia maravillosa e inolvidable”.