Compostera se une a punto limpio en ELEAN de la Serena

El compostero, ya en marcha, se suma al punto limpio instalado por el municipio de La Serena en el lugar, que permitirá aligerar la carga del transporte de residuos al relleno sanitario El Panul, así como el costo ambiental que eso tiene.

René Quezada, uno de los fundadores de la corporación que tiene a cargo la operación del Establecimiento de Larga Estadia para el Adulto Mayor de La Serena (ELEAM), planteó al municipio de La Serena a través de su unidad de reciclaje, la necesidad de contar con un área de manejo de residuos orgánicos al interior del establecimiento que actualmente acoge a 35 adultos mayores de la comuna. La iniciativa, vendría a generar instancias de sustentabilidad adicionales al funcionamiento del punto limpio implementado por el municipio en el recinto. “Tenemos un punto limpio que lo vimos directamente con el municipio y posteriormente se fueron abriendo otras opciones de sustentabilidad, porque nuestra misión es convertir el hogar de adultos mayores en uno de los primeros a nivel nacional que tenga este enfoque ecologista, hemos funcionado bien y proyectamos abrirnos en algún momento a la comunidad”, expresó Quezada.

Ana María Alvarado, encargada de la Sección de Reciclaje del municipio de La Serena, precisó, por un lado, que la gestión del contenedor se enmarca dentro del programa comunal de reciclaje inclusivo, cuya ruta considera alrededor de 100 puntos que están distribuidos entre Cesfam y colegios de la comuna.

Por otro lado, la funcionaria destacó que creación de una compostera al interior del establecimiento fue un trabajo que unió la voluntad de varias entidades. “Dentro de la red de pymes que tenemos en nuestro registro, dimos con organizaciones con las cuales coordinamos para que se pudiese hacer esta compostera. Todo se hizo a través de donaciones de distintas entidades y empresas que llegaron con almácigos, lombrices, materiales y distintas cosas para que se pudiese concretar”, agregó.

Esfuerzo desinteresado

Con una ya consolidada labor aportando y apoyando huertos escolares en La Serena, Chispacompost fue la que lideró la puesta en marcha del proyecto. Su fundador, Alejandro Pulido, manifestó que “cuando nos invitaron quisimos hacerlo de una manera simbólica, coordiné recursos de la región y materiales, biofertilizantes, abonos, lombrices, madera y mano de obra, recibimos ayuda de varios voluntarios, todo el esfuerzo se hizo entre 12 pymes, entonces lo encontré maravilloso contar con esta red que se formó”.

A su vez explicó que el compostaje comunitario implica un compromiso importante por parte de la comunidad en el tratamiento de los residuos. “Es un esfuerzo que se hace colectivamente en un barrio, junta de vecinos o un condominio incluso, y la idea es que sea un acuerdo que tiene cierta población de poder transformar sus residuos en algo super valioso que es abono orgánico. Aquí estamos alimentando el suelo, las plantas y a nosotros mismos, al final se está cumpliendo un triple impacto; social, ambiental y económico”.

La primera capacitación sobre el uso de la vermicompostera fue realizada a las trabajadoras del área de cocina del recinto y se irá induciendo a los adultos mayores en la correcta utilización de esta.

Las pymes que formaron parte activa en la concreción de esta iniciativa fue Smart Compost, Achanqara, Yo Reutilizo Coquimbo, La Compostería, Revolución Vegana, Cultiva La Cuarta, Sra Compost, Compostemonos, Mi Compostera y Papelería Bond.