Bajas sustantivas de aguas subterráneas en la región de Coquimbo

80% de 73 pozos de monitorización de la Dirección General de Aguas (DGA) en la Región de Coquimbo muestran una baja significativa, aproximadamente durante los últimos 30 años, asegura el Dr. Rémi Valois, hidrólogo del CEAZA.

El investigador aclara que de los 107 pozos de medición que mantiene la DGA en la zona, se utilizaron 73, por tipificación de información. Manifiesta que, de manera general, los procesos de recarga de los acuíferos de la zona se relacionan más con la escorrentía, o agua discurrida en la superficie, que con la precipitación misma.

Además, añade que los eventos de recarga, en el periodo estudiado se habrían producido cada 5 años en promedio.

Esta información toma mayor relevancia en el contexto de los efectos del cambio global, los niveles de uso industrial del recurso, proyección del número de habitantes en la zona, más la tendencia a la baja en las precipitaciones, que sólo para La Serena alcanzan un 50% (aproximadamente 80 mm) en comparación con inicios del siglo XX, según datos recabados en el mismo trabajo.

El hidrólogo señaló que la disminución del agua en los lugares estudiados tendría razones particulares, dependiendo del sector y sus circunstancias, junto con estar bajo la influencia de eventos a gran escala como El Niño o el mismo cambio climático.

Pero también establece que la merma de los acuíferos se generaría por un desbalance entre la tasa de recarga natural y de extracción humana.