Agresión a fiscalizadores es inconcebible, dijo Intendente de la región

Durante este fin de semana, una fiscalizadora del Ministerio de Salud casi fue atropellada luego que una persona evadiera un control en toque de queda en la localidad del Romero, en La Serena.

Episodios como éste han sido reiterados en los últimos meses. Es por ello que las autoridades regionales hicieron un llamado a respetar el trabajo que realizan estos funcionarios.

Al respecto, el Intendente de Coquimbo, Pablo Herman, consignó que “para todos, esta situación ha sido desgastante, agotadora. Eso lo vemos en los oficiales y también en los puntos de fiscalización. Que estemos en fase 2 no significa que debamos relajarnos y movernos como antes, porque siguen los riesgos de contagios. Respetemos a los fiscalizadores, ellos están para apoyarnos y cuidarnos, es impresentable que, cuando la gente es controlada, les tiren los autos o los eviten. Es deplorable, pueden matar a los funcionarios”.

Y es que la máxima autoridad regional remarcó que si salen sin sus permisos, están cometiendo una falta. “Evitemos estos inconvenientes, nos ponen en riesgo a todos y pueden derivar en alguna tragedia”, puntualizó.

Mientras que el Jefe de la Defensa Regional, Coronel Luis Sagás, acotó que “estas son situaciones de riesgo innecesarias para los que son controlados, o no controlados, pero también para los fiscalizadores de salud, Carabineros y todos los que están desplegados. Nosotros seguiremos cumpliendo con nuestro deber, pero pedimos que no evadan estos controles, porque ponen en riesgo la vida de muchas personas”.

Un llamado que se da tras el último Comité de Crisis, el que entregó el último balance sanitario y de seguridad correspondiente al mes de abril para las comunas de Coquimbo, Ovalle, La Serena e Illapel.

De acuerdo al informe de la Jefatura de la Defensa se realizaron controles a 380.677 personas, cursando 3.014 sumarios sanitarios y deteniendo a 1.910 personas.

El Jefe de la IV Zona de Carabineros, General Rodrigo Espinoza, señaló que “seguimos preocupados por las fiestas clandestinas. Ahí está el mayor riesgo de contagios. Llamamos a los vecinos, a los dueños de locales, hoteles, centros nocturnos a que adopten los resguardos y denuncien para evitar este tipo de actividades oportunamente. Al hacer esto, estamos evitando un número considerable de eventuales contagios”.