830 detenidos en toda la última semana de cuarentena

La mayoría de estas personas corresponden a la conurbación. Cifra que forma parte de un balance que también incluye a las ciudades de Illapel y Ovalle, donde en el mismo período se cursaron 703 sumarios sanitarios.

Exactamente 40 días de confinamiento total tuvieron las ciudades de Coquimbo y La Serena, las que a partir de este lunes 19 de abril avanzaron hacia la etapa de Transición del plan Paso a Paso.

Y como cada inicio de semana, el Comité de Crisis, revisó la situación de seguridad y los resultados de las fiscalizaciones en las principales comunas de la Región de Coquimbo.

Tras una nueva reunión, el Intendente Pablo Herman, sostuvo que “en esta fase 2 tendremos mayor libertad, pero debemos entender que también hay mayor responsabilidad. Debemos tener conciencia y comprender que, si nos cuidamos, salvamos a otros. Aquí el llamado a es respetar las medidas sanitarias y tomar el peso de los riesgos de contraer esta enfermedad”.

Asimismo, subrayó que “tenemos que seguir avanzando y sumándonos todos. Más allá de las críticas, lo que realmente importa es apoyarnos, colaborar con los funcionarios de salud y con el personal de seguridad que lleva más de un año en la calle. Hoy debemos trabajar unidos”.

En cuanto a las cifras, desde la Jefatura de la Defensa Regional, informaron que entre el 12 y 18 de abril se realizaron 56 mil controles a vehículos y poco más de 107 mil a personas, balance que también arrojó 703 sumarios cursados.

Al respecto, el Jefe de la Defensa, Coronel Luis Sagas, señaló que “este fin de semana hicimos un trabajo específico camino al Valle de Elqui, donde se notó el mal uso de los permisos colectivos y, nuevamente, mal uso de los permisos temporales. Y notamos que, en general, aumentó mucho la cantidad de detenidos”.

Y es que en la misma semana (del 12 al 18), se reportaron de 839 detenidos entre Illapel, Ovalle, Coquimbo y La Serena, mientras que en la semana inmediatamente anterior (del 5 al 11de abril), los detenidos llegaron a 616 personas, la mayoría en la conurbación.

En esta línea, el Jefe de la IV Zona de Carabineros, General Rodrigo Espinoza, acotó que “entre el viernes y sábado hicimos diversas rondas. Y en ese contexto, tuvimos diversos detenidos, tanto por temas de drogas, alcohol y por materia sanitaria. Lo que demuestra que existe una disponibilidad de algunos a salir y a participar de eventos que exponen a otras personas, como son las reuniones clandestinas. Estos últimos días tuvimos 5 de estas fiestas, con 35 detenidos”.

Ahora, en la fase 2, los esfuerzos de las fuerzas de seguridad y salud estarán concentrados en respaldar las labores de control para garantizar el cierre de los locales comerciales, restaurantes, supermercados y tiendas. Además, de las fiscalizaciones en horario de toque de queda para constatar buen uso de salvoconductos, permisos únicos colectivos y vigilancia ante eventuales reuniones sociales.