30 panaderías de Coquimbo y Serena participaron de programa para adoptar nuevas tecnologías

Por un año las y los empresarios panificadores de La Serena y Coquimbo fueron parte de un intenso programa que  permitió que el grupo adoptara nuevas tecnologías y conocimientos con el propósito de trasformar el tradicional oficio en un panadería inteligente sin descuidar el sabor y el sello patimonial de sus productos.

Uso de energía fotovoltaica, quemadores eficientes con  baja emsión gas, uso de materias primas menos refinadas, formación en tendencias de panaderías saludables fueron parte de  los tópicos adquiridos por las y los panaderos que no solo mejoraran su producción amigable con el medio ambiente, sino optimizarán su presupuesto.

El Programa de Difusión Tecnológica de CORFO en la región de Coquimbo,  ejecutado por la Consultora Innovativa Desarrollo Empresarial constituye una experiencia única e innovadora en este sector productivo, proyectándose futuras intervenciones de este tipo en la zona. “En el marco de la política nacional de innovación a través de INOVA Chile,  en una de sus líneas de transferenica tecnológica buscamos aportar con herramientas a la producción de esta tradicional industria  y que está arraigada a las y los chilenos. Logramos traspasar conocimientos experienias y tecnologías para  enrtregar un producto elaborado acorde  a los parámetros  de elaboración como también de la gestión posterior de las empresas panificadoras”, sostuvo el director regional de CORFO, Gregorio Rodriguez.

En tanto,  Francisco Jimenez, ejecutivo de la agencia gubernamental señaló que junto con incorporar nuevas tecnologias y conocimientos, las y los empresarios lograron mejorar su desempeño y competitividad. “El principal impacto fue formar una cooperativa entre pandificadores para postular a otros proyectos a proyectos de inversión que  profesionalice aun mas el sector panadero”, dijo.

En total fueron 30 panaderías que desde hace un año confiaron en esta experiencia apostando a elevar su estándar como una alternativa válida de alimentación saludable, sustentable  y con nuevos y mejorados productos. “Poder disminuir costos en electricidad nos ayuda bastante, es un ahorro que a futuro nos puede convenir, sumado a la instacia de conocernos,  y formar una Asociación Gremial en la región que no había hace tiempo. Agradecemos la disposición de todas las panaderías que participamos en pos de mejorar nuesta producción en calidad e innovación”, señaló Alejandra Aróstica de panadería Paicopigue de La Serena.

El representante de la tradicional  panadería Pan de Rey agregó que la formación entregada en estos doce meses abrió nuevas expectativas de negocio para las y los empresarios del rubro. “Nos dimos cuenta que había mercado para diferentes productos y tendencias que anteriormente en nuestra zona  de confort no estábamos analizando y lo mas importante es que rescatamos fue conocernos, hacer  redes, valorar la ayuda que de forma natural nos fuimos dando”, expresó.

Desde la Panificadora PeñayLillo, María Carolina Peñailillo destacó esta iniciatva que – a su juicio- tiene importantes proyecciones. “Ahora hay una retroalimetcion hemos visto nuevas tecnologías, nuevos procesos, lo que es  muy  positvo”, manifestó.